Despliega el menú
Economía
Suscríbete

TRANSPORTE POR CARRETERA

Los autobuses tendrán que indemnizar por cancelaciones y retrasos

Las compañías de autocar tendrán que ofrecer una compensación a los pasajeros en caso de 'overbooking', cancelaciones o retrasos en viajes de larga distancia (más de 250 kilómetros).

El Ayuntamiento de Teruel ve viable que se habilite una línea con Calatayud en la estación de autobuses de la capital.
Primeros pasos para pedir una línea de autobús con Calatayud y Soria
ANTONIO GARCÍA

Las compañías de autocar tendrán que ofrecer una compensación a los pasajeros en caso de 'overbooking', cancelaciones o retrasos en viajes de larga distancia (más de 250 kilómetros), según la norma aprobada este martes por el pleno de la Eurocámara por 504 votos a favor, 63 en contra y 89 abstenciones.

Los Estados miembros tendrán ahora un plazo de dos años para aplicar este reglamento, cuyo objetivo es reforzar los derechos de los viajeros de autocar. Por tanto, entrará en vigor en primavera de 2013.

La nueva norma se suma a los derechos ya reconocidos por la UE a los pasajeros de avión, tren y barco.

Los transportistas deberán ofrecer a los pasajeros la devolución de precio del billete o una forma alternativa de llegar a su destino en situaciones de 'overbooking', cancelación o un retraso de más de 120 minutos. Si la compañía de autocar incumple esta obligación, deberá pagar una compensación del 50% del precio del billete además del reembolso.

También tendrán que proporcionar comida y bebida en caso de cancelación o de retraso de más de 90 minutos en el caso de un viaje de más de tres horas. En estos casos, tendrán que pagar, si es necesario, hasta dos noches de hotel para los pasajeros atrapados, por un máximo de 80 euros la noche, excepto en caso de malas condiciones meteorológicas o desastres naturales.

El reglamento refuerza además la compensación en caso de accidente por muerte o heridas a los pasajeros o por pérdida o destrucción de equipaje. La indemnización será como mínimo de 220.000 euros por pasajero y 1.200 euros por maleta. Finalmente, se prohíbe la discriminación de las personas discapacitadas, a las que no se podrá denegar el transporte excepto por razones de seguridad o falta de infraestructura.

Etiquetas