Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS

La morosidad de los créditos se situó en junio en el 1,61%, la más alta desde agosto de 1999

Este dato supone un incremento de 0,15 puntos respecto a la tasa de mayo, que se situó en el 1,46%, duplica la del 0,69% de junio de 2007, y encadena el duodécimo mes de subida consecutiva, ya que desde julio del pasado año no ha dejado de escalar posiciones.

La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito a particulares y empresas subió en junio hasta el 1,61%, la tasa más alta desde agosto de 1999, cuando se situó en el 1,65%, según datos confirmados por el Banco de España.

Este dato supone un incremento de 0,15 puntos respecto a la tasa de mayo, que se situó en el 1,46%, duplica la del 0,69% de junio de 2007, y encadena el duodécimo mes de subida consecutiva, ya que desde julio del pasado año no ha dejado de escalar posiciones.

El dato no recoge la morosidad de los establecimientos financieros de crédito (EFC), ya que son entidades que pueden conceder créditos pero no captar depósitos y tienen un índice de mora muy elevado. En concreto, en junio alcanzó el 4,31%, 0,34 puntos por encima de la tasa de mayo.

El volumen total de préstamos concedidos hasta junio alcanzó 1,838 billones de euros, de los que 31.220 millones eran de carácter dudoso, lo que representa el 1,69% del importe total. Descontando el importe correspondiente a los EFC, el total se eleva hasta los 1,77 millones de euros.

Las cajas siguen en cabeza

Las cajas continúan liderando la morosidad, con una tasa del 1,9% en junio, 0,24 puntos por encima de la que registró en mayo, con lo que va camino de cumplir las previsiones del sector, que apuntan a que cerrará 2008 por encima del 2%, y que en 2009 podría situarse cerca del 4%.

De este modo, la morosidad de las cajas se encuentra en niveles máximos históricos, aunque las entidades insisten en restar importancia a este indicador. A su juicio, se trata de un ajuste propio de la situación económica y aseguran que se encuentran en una buena posición para afrontarla.

Los créditos, por el contrario, ralentizaron su crecimiento hasta junio. Así, las cajas concedieron 871.485 millones de euros, un 1,26% más que en mayo, de los que 16.634 millones eran de carácter dudoso, un 16% más.

Los bancos, por su parte, concedieron 800.908 millones hasta junio, un 1,34% más, de los que 10.277 eran de carácter dudoso (+5,4%). La morosidad de estas entidades también se encuentra en máximos históricos y cerró junio en el 1,28%, 0,05 puntos por encima de la de mayo.

Por su parte, las cooperativas de crédito situaron su morosidad en el 1,58%, 0,10 puntos por encima de la tasa de mayo, mientras que sus créditos se situaron en 94.088 millones de euros, un 0,88% más, de los que 1.497 millones eran dudosos.

Etiquetas