Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS FINANCIERA

Bruselas prevé el fin de la recesión en España pero urge a reducir el déficit

La Comisión Europea mejoró sus pronósticos sobre la economía española para el presente ejercicio, al calcular que regresará al crecimiento positivo en el segundo trimestre de 2010, tras salir el PIB del territorio negativo en el primer trimestre.

La Comisión Europea pronosticó que España saldrá de la recesión este año, pero deberá aplicar sin retrasos su "ambicioso" plan de reducción del déficit, para recuperar la confianza de los mercados y estimular el empleo y el crecimiento.

La Comisión Europea mejoró sus pronósticos sobre la economía española para el presente ejercicio, al calcular que regresará al crecimiento positivo en el segundo trimestre de 2010, tras salir el PIB del territorio negativo en el primer trimestre.

Según las previsiones de primavera presentadas hoy, la variación del PIB español será del 0% en el primer trimestre, del 0,1% en el segundo, -0,2% en el tercero y 0,2% en el cuarto, una décima más de lo previsto anteriormente.

El documento de la CE apunta que la economía española está en vías de salir de la recesión en 2010, aunque a un ritmo muy gradual debido a la debilidad del consumo privado, las inversiones todavía en contracción y a un desempleo muy elevado.

Bruselas advierte de que cualquier retraso en la aplicación de los "ambiciosos planes" de consolidación fiscal previstos por el Gobierno "puede dañar la confianza dentro y fuera" y tener "efectos globales negativos sobre la economía real".

En una rueda de prensa, el comisario de Asuntos económicos y monetarios, Olli Rehn, condenó con rotundidad los "falsos rumores" sobre las supuestas dificultades financieras de España, que ayer provocaron el hundimiento de la Bolsa de Madrid y las plazas europeas.

Preguntado si el Ejecutivo comunitario va a proponer un mecanismo financiero para España semejante al lanzado para Grecia, Rehn respondió: "No, no lo vamos a proponer, porque no hay ninguna necesidad de proponer esa asistencia".

"Me pregunto si no hay límites a la especulación sobre las informaciones de ayer relativas a una implicación del Fondo Monetario Internacional en relación con España", añadió.

"Todos tenemos que cortar estos falsos rumores, para no alimentar una especulación innecesaria que está alcanzado niveles casi de euforia en algunas plazas", advirtió el comisario.

En su informe de hoy, la Comisión prevé una evolución del déficit público español desde el -11,2% en 2009 hasta el -8,8% en 2011; mientras que la deuda aumentará desde el 53,2% del PIB en 2009 hasta el 72,5% en 2011.

Pese a las medidas inmediatas de contención del gasto público aprobadas por el Gobierno, Bruselas cree que el gasto seguirá aumentando como consecuencia del funcionamiento de los estabilizadores automáticos y de "subsidios de desempleo especialmente elevados", así como debido a un aumento de los intereses de la deuda.

La Comisión recomienda a España promover una "rápida transición hacia el empleo", a fin de recuperar el crecimiento a medio plazo.

Para ello, la reducción de los déficit presupuestarios "resulta clave" si se quiere impulsar la confianza de los agentes económicos y dirigir el país a la expansión de la inversión productiva y el consumo.

El capítulo dedicado a España, que la Comisión titula con la frase "Tenue recuperación en medio de menores desequilibrios", constata no obstante que la "severa contracción económica" que el país ha sufrido desde la segunda mitad de 2008 "ha llevado a correcciones parciales en algunos desequilibrios", como el déficit exterior o el endeudamiento privado.

La CE observa que la recesión económica se ha cobrado un alto precio tanto en términos de empleo, especialmente en los sectores de baja productividad, como en las cuentas públicas, "lo que puede resultar en un alto nivel de desempleo de larga duración y un empeoramiento de la sostenibilidad de las finanzas públicas".

Hace también mención a la situación del sector de la construcción, cuyo ajuste no ha finalizado, según Bruselas, y se contraerá más de un 10% en 2010 y un 3,5% en 2011.

La CE predice asimismo que, a pesar de la prevista ralentización del crecimiento demográfico y de la población activa, la tasa de desempleo española seguirá subiendo desde una media del 18% de la población activa en 2009 hasta el 19,7% este año y el 19,8% en 2011.

Alerta de que "la alta segmentación en el mercado laboral puede conducir, como en el pasado, a un significativo aumento del paro de larga duración, lo que reduciría el potencial de crecimiento de la economía española".

En el lado positivo, prevé que "la moderación salarial conduzca a una recuperación de la competitividad" de la economía española.

Ahora bien, el desafío a partir de 2012, cuando pasen los efectos del ajuste en la construcción, consistirá en aumentar la productividad "reforzando la innovación y la inversión por las empresas, mejorando la formación permanente de los trabajadores y estimulando la competencia".

Etiquetas