Despliega el menú
Economía
Suscríbete

MERCADO BURSÁTIL

La mejor semana de la Bolsa en seis meses

Los estados más cuestionados, entre los que se encuentra España, demostraron que son capaces de seguir financiándose por sí mismos, alejando el fantasma del rescate.

La semana clave para los mercados de deuda, en la que los países periféricos de Europa medían la confianza de los inversores, se tradujo en una reducción de la prima de riesgo de España y una subida acumulada de la Bolsa del 8,62%, su mejor avance desde julio pasado.

No obstante, varios analistas advirtieron de que la tensión en los mercados de deuda sigue "latente".

Aún así, admitieron que ha sido una inyección de optimismo ver el respaldo de los inversores, que acudían en masa a las subastas de deuda de los países más cuestionados.

En este sentido, destacaron que la demanda de los inversores superó con creces las ofertas de deuda de Grecia, Portugal, Italia y España, por lo que aunque los Estados hayan tenido que ofrecer un interés más alto en sus subastas, demostraron que son capaces de seguir financiándose en los mercados mayoristas.

Con esta realidad parecieron alejarse los fantasmas de que Portugal vaya a ser el próximo país en ser rescatado por la Unión Europea y de que España vaya a sufrir el contagio, principalmente por la alta exposición de sus bancos a la deuda lusa.

A lo largo de la semana también se vieron distintas muestras de apoyo; quizás las más importantes fueron la del Banco Central Europeo comprando bonos en los mercados secundarios de algunos de los países periféricos y la disposición de Japón a hacer lo propio, siguiendo los pasos de China.

Pero además distintas declaraciones de las autoridades europeas contribuyeron, como una mayor disposición a estudiar un aumento del fondo de rescate y la afirmación de que España avanza en sus reformas y en sus objetivos de reducir su déficit fiscal.

Esto provocó un furor entre los inversores que se trasladó en la compra con entusiasmo de acciones y la recuperación del IBEX 35, ayudada también por la colocación ayer de 3.000 millones en bonos a 5 años por parte del Tesoro, a cambio de elevar un 27,5% el interés, hasta niveles de julio de 2008.

Así y especialmente gracias a la revalorización de las últimas tres sesiones, el selectivo español remató la semana con su mayor subida en seis meses.

Hay que remontarse al viernes 9 de julio de 2010, en el que la Bolsa acabó con un alza acumulado del 9,47% para encontrar una subida mayor que la del 8,62% de esta última semana.

En aquel entonces el parqué madrileño también se benefició del respaldo de los inversores a la deuda y la confianza de que la fortaleza del sistema financiero español quedaría demostrada con la inminente publicación de las pruebas de solvencia.

Por otro lado, en la sesión de hoy, la prima de riesgo de España, que mide la (des)confianza de los inversores, bajó a 232 puntos básicos, con la rentabilidad del bono español a diez años en 5,37%.

En el conjunto de esta última semana, la constructora Sacyr encabezó las ganancias con un alza del 19,59%, al recuperarse de las pérdidas del periodo anterior tras empezar a cotizar las acciones de su ampliación de capital y al beneficiarse de la revalorización de Repsol.

La petrolera vivió ayer un avance del 6,18% por el interés de la empresa india Essar en entrar en su capital.

A continuación, entre las mayores subidas de la semana se situaron los bancos, beneficiados obviamente por el espaldarazo que supusieron los buenos resultados de las subastas de títulos de deuda, que figuran entre sus principales inversiones.

BBVA fue el que más subió en el sector financiero al ganar el 17,95%, seguido de Bankinter, que subió el 17,22%, en tanto que Banco Sabadell avanzó el 15,32%, el Banco Popular el 14,31% y el Banco Santander el 13,42%.

Etiquetas