Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Datos de 2011 en Aragón

La mayoría de empresas que quebraron lo hicieron sin declararse en concurso

El año pasado, 757 empresas aragonesas quebraron sin acogerse al proceso concursal (antigua suspensión de pagos) por las 193 que sí lo hicieron.

El consumo de los hogares y la inversión empresarial han frenado su caída
La mayoría de empresas que quebraron lo hicieron sin declararse en concurso
A. P.

En 2011, descendió el número de empresas que se declararon en concurso de acreedores con respecto al año anterior en Aragón, según las cifras oficiales publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según la Estadística de Procedimiento Concursal, 175 empresas iniciaron un concurso de acreedores dentro de las fronteras aragonesas.

Sin embargo, la empresa Detectys, especializada en investigación económica, indica que en Aragón fueron muchas más las empresas que quebraron sin acogerse al proceso concursal durante el año 2011.

"Las quiebras sin concurso superan por mucho a los concursos declarados. Suelen suponer tres o cuatro veces más", explican desde esta empresa. Así, las compañías que quebraron sin iniciar un proceso concursal ascendieron a 757: más de 4 veces más que la cifra registrada por la Estadística del INE.

"Las firmas que quiebran sin declararse en concurso lo hacen así por no tener la liquidez suficiente para afrontar los gastos que supone hacerlo --servicios jurídicos y remanente para pagos a los administradores judiciales--", indican las mismas fuentes.

Las empresas en quiebra sin concurso mediante crecieron en Aragón un 2,3% de 2010 a 2011. Los concursos no declarados crecieron en Teruel y en Zaragoza: en la provincia turolense experimentaron un ascenso del 60% en tasa interanual (de 10 empresas en 2010 a 16 en 2011), mientras que en la zaragozana pasaron de ser 634 empresas en 2010 a ser 671 el año siguiente, es decir, un aumentaron el 5,8%.

La tasa interanual de quiebras no declaradas solo bajó en Huesca: en 2010 se registraron 96 por las 70 detectadas en 2011, lo que supuso un descenso del 27,1%.

Para detectar las empresas que quiebran sin declararse en concurso, Detectys controla "las declaraciones de insolvencia tras la denuncia de los trabajadores en un Juzgado de lo Social para poder cobrar del Fondo de Garantía Salarial y las declaraciones de créditos incobrables por parte de las administraciones --Hacienda, Seguridad Social, Ayuntamientos...--", según indican fuentes de la empresa.

"Estos datos por lo tanto reflejan con más exactitud la realidad, aunque nuestra experiencia dice que los definitivos son más elevados, ya que en muchas ocasiones los negocios sin asalariados (representan más del 50% del entramado empresarial español) cesan en su actividad sin que esa quiebra quede reflejada en ningún documento público", añaden.

Etiquetas