Despliega el menú
Economía

PRECIOS

La inflación de 2009 marca un mínimo histórico

Con un 0,8%, se trata de la menor subida anual desde que se empezó a elaborar esta estadística en España, en 1962.

Los precios registraron en 2009 una subida del 0,8 por ciento, tasa que supone el mínimo histórico de un cierre de ejercicio en casi medio siglo, en concreto desde 1962, primer año del que se tienen datos.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa interanual de inflación aumentó cinco décimas respecto a noviembre -y se redujo seis respecto a 2008- y cerró el año en positivo debido, casi exclusivamente, a la evolución del precio del crudo, que hizo encarecer los grupos del transporte (3,9%), por los combustibles, y de vivienda (0,8%), por el alza del gasóleo para calefacción.

Así, el precio medio del barril Brent de petróleo -de referencia en Europa- fue en diciembre de 75,21 dólares, frente a los 43,05 que costaba en el mismo mes de 2008.

La tasa de inflación subyacente -que excluye la evolución de los precios de la energía y los alimentos- aumentó una décima en diciembre y se situó en el 0,3 por ciento.

La evolución de los precios armonizados -medidos de la misma manera en España y en la Unión Europea-, con sendos avances del 0,9 por ciento en 2009, hizo que desapareciese el diferencial de inflación y, por lo tanto, el efecto positivo que tenía para la economía española.

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, auguró que la inflación seguirá registrando "tasas moderadas" en los próximos meses y reiteró que la economía española ha dejado atrás las caídas de precios interanuales que, reiteró, en ningún momento supuso deflación.

En cuanto a diciembre, según el INE, los precios se mantuvieron estables y sólo destacó la subida del ocio y cultura (1,4%) por el encarecimiento de los viajes organizados y los descensos del vestido y calzado (1,2%) por las rebajas.

Si se desglosan los componentes de la "cesta de la compra" en 2009, el grupo más inflacionista fue el de bebidas alcohólicas y tabaco, que subió el 12,7%, seguido de transporte (3,9%), enseñanza (2,7%) y otros bienes y servicios (2,1%).

Por el contrario, se abarataron los alimentos y bebidas no alcohólicas (2,4%), la medicina (1,3%), el ocio y la cultura (1,1%).

En el conjunto del año los precios de los productos energéticos subieron el 7,5% y los de carburantes y combustibles el 7,9%.

En 2009 sólo Canarias cerró el año en negativo con un IPC del -0,4% y la comunidad más inflacionistas fue Cataluña con el 1,2%.

Desde el pasado marzo y hasta octubre, el IPC registró tasas interanuales negativas, las primeras de la historia de este indicador.

Tras los aumentos históricos del valor de los carburantes que llevaron la tasa del IPC al 5,3% en julio de 2008, en agosto de ese año los precios, en tasa interanual, comenzaron a moderarse hasta situarse en registros negativos.

Con el IPC de diciembre se activan las cláusulas de revisión salarial de los convenios colectivos siempre que la tasa de inflación supere a la previsión pactada por empresarios y sindicatos, por lo que no será necesaria la puesta en funcionamiento de las citadas cláusulas.

Tras conocer los datos, CCOO consideró "imprescindible" mantener la estabilidad de precios para mejorar la actividad y el empleo, al tiempo que UGT reiteró la necesidad de mejorar las rentas y los salarios de los trabajadores para fomentar la confianza y reactivar el consumo.

Por último, la CEOE coincidió con los cálculos del Gobierno y dijo que la inflación en España se mantendrá este año en tasas positivas, aunque las cifras serán "muy moderadas" por la debilidad de la demanda interna, la inexistencia de presiones inflacionistas en los mercados internacionales y el esfuerzo de las empresas por reducir precios.

Etiquetas