Despliega el menú
Economía

CONSUMO

La gran distribución no descarta bajar precios si el consumo sigue a la baja

-Advierte, no obstante, que su margen ya cayó un 3% en 2007.

Las grandes empresas de la distribución comercial no descartan bajar sus precios de forma sensible antes de finales de año, más allá de las campañas concretas de rebajas en determinados productos, siempre que el consumo siga a la baja, aunque ninguna quiere adelantar acontecimientos y aún espera que la recuperación observada en febrero se confirme en los meses siguientes -de hecho, en media anual, sus ventas aún bajan un leve -0,3%, frente al -3,7% en que lo hacían las tiendas de barrio y el -1,1% de las pequeñas cadenas-. No obstante, por medio del director general de su patronal (ANGED), Javier Millán Astray, advirtió este jueves que su margen de posible beneficio ya se redujo un 3% en 2007 para mantenerse en niveles competitivos ante el fuerte encarecimiento de las materias primas.

En las grandes superficies comerciales no han sentado nada bien las últimas criticas en su contra de las organizaciones agrarias, no tanto por su contenido ya reiterado en ocasiones anteriores -les acusan de "especular" con las tarifas de determinados alimentos a costa de los propios profesionales del campo- como por el momento elegido. Y es que hace sólo una semana la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) acordó abrir expediente sancionador contra la patronal alimentaria y una decena de organizaciones de fabricantes vinculadas a ella por las notables subidas de precios registradas desde el verano pasado, si bien admitió no tener pruebas de la existencia de un cartel.

Según la comparación hecha por ANGED, que rechazan los agricultores por "manipulada" y "partidista", la renta de estos últimos creció un 10% el año pasado (eso sí, incluida la inflación) mientras que el margen de las empresas miembros de la patronal se reducía en tres puntos. Amparadas por estos datos, las grandes superficies consideraron "absolutamente injustificada" la petición de que la investigación de la CNC se dirija también contra ellas. Argumentaron a su favor que, a pesar de ser pocas empresas, su cuota de mercado está bastante repartida, de manera que en productos frescos y perecederos ninguna llega al 10% mientras que en frutas y hortalizas entre todo el sector apenas alcanzan el 12% de las ventas totales.

Algunos de sus miembros, no obstante, restaron importancia a estas acusaciones. Es el caso de la filial española de la multinacional francesa Carrefour, cuyo presidente, el ex ministro Rafael Arias-Salgado, justificó a la CNC al afirmar que trata de cumplir sus funciones "lo mejor posible", al tiempo que reivindicó la independencia de este órgano para decidir por si mismo, sin interferencias, si debe investigar también a las grandes superficies. En cuanto a su estrategia de precios ante la creciente desaceleración económica y un consumo en claro retroceso -apenas creció un 0,5% en febrero tras dos meses consecutivas de caídas sensibles-, dijo que "la clave del éxito" de cualquier compañía del sector pasará por ser "especialmente competitivos" en sus tarifas, máxime en un contexto como el actual.

Etiquetas