Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

La facturación de BSH cae un 13,2% en España en un "buen año" para la firma

El grupo alemán de electrodomésticos afirma que en 2009 la crisis "nos golpeó menos que a otros" y lamenta que el mercado español se haya recortado ya un 30% en tres años.

Jean Dufour, Kurt-Ludwig Gutberlet, Johannes Närger y Winfried Seitz, del Consejo de BSH, ayer.
La facturación de BSH cae un 13,2% en España en un "buen año" para la firma

La crisis sigue afectando al sector de los electrodomésticos, tocado por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Sin embargo, el grupo BSH (Bosch Siemens Hausgeräte) calificó de "buen año" 2009 porque "la crisis nos golpeó menos que a otros", explicó Kurt-Ludwig Gutberlet, presidente del grupo alemán, durante la presentación de resultados ayer en Múnich. La compañía, con tres plantas en Zaragoza, vio cómo su facturación caía por segundo año consecutivo, en esta ocasión un 1,4%, siete décimas más que el ejercicio pasado. El grupo facturó 8.405 millones de euros en todo el mundo. Entre los mercados que más cayeron volvió a encontrarse España, con un descenso de ventas del 13,2%, casi tres puntos inferior al anterior y una cifra total de ventas de1.303,6 millones de euros. Alemania, que volvió a la senda del crecimiento con un 4,4% y China, que logró un alza de dos dígitos del 26%, fueron las mayores alegrías de la firma.

El descenso fue de un 4,3% en toda Europa. El crecimiento del mercado germano, en el que hizo hincapié el presidente ante el nutrido grupo de periodistas alemanes, se basó en "la tendencia a la adquisición de electrodomésticos de mayor calidad", explicó Gutberlet. Un segmento, el de los aparatos "súper eficientes", que se ha triplicado. A la cabeza, los lavavajillas con el sistema 'zeolitas', el de menor consumo mundial. En el otro extremo, España y Reino Unido fueron los países europeos con peores ventas, aunque este año creen que se están recuperando. Además, en ellos se produjo una "guerra de precios" ante la caída de la demanda. La pérdida de compradores la achacó al descenso de la construcción, con el desplome de las ventas de electrodomésticos encastrables para cocinas. Dentro de la competencia feroz en el sector, BSH ganó un punto de cuota en España, y llegó al 30%. Teniendo en cuenta la caída de ventas, que alcanzó este mismo porcentaje en los últimos tres años, la penetración tendría que subir cinco puntos más, calculó Winfried Seitz, presidente de BSH España. La inauguración del nuevo centro logístico de Plaza en octubre será la inversión más importante de 2010.

Los países del Este también cayeron y esperan impulsarlos con inversiones. Sus descensos contrastan con el alza de los mercados asiáticos, donde las ayudas estatales impulsaron las ventas. El grupo tiene seis plantas en China y la facturación en el mercado asiático ya supone el 10% de la del grupo. Brasil y Estados Unidos, en cambio, fueron los dos baches de las cuentas de 2009. En el primer país tuvieron que salir después de varios años sin ser rentables con su gama alta.

Crecer un 10%

La plantilla ha sufrido recortes este año situándose en 39.600 trabajadores, 4.073 en España La mayor creación de empleo se produjo en China, con 600 contrataciones de un total de 900.

El grupo destacó que la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) se mantuvo en torno al 3% y 267 millones de euros, pese a la caída de resultados. Gutberlet se mostró optimista sobre las previsiones para 2010, ya que hasta marzo sus resultados han mejorado un 10% respecto al ejercicio anterior y esperan un crecimiento de un dígito para éste.

Etiquetas