Despliega el menú
Economía

CRISIS ECONÓMICA

La factoría de GM en Figueruelas trabajará solo ocho días en diciembre

Las vacaciones y los cinco nuevos paros técnicos dejarán la planta casi sin actividad. UGT pide que se aborde la situación del sector del automóvil en la cumbre del G-20.

La dirección de General Motors España confirmó ayer que el año terminará con cinco nuevos paros técnicos para toda la plantilla, con los que se da por agotada la 'bolsa de horas', según informaron ayer fuentes del comité de empresa. Del 15 al 19 de diciembre no habrá actividad en la planta, que se suma al día 4 (solo Meriva), 5 (Meriva y Corsa) y las vacaciones, que comienzan el día 22, hasta el 8 de enero. Todo ello deja un saldo de siete días de trabajo para la parte de la plantilla que fabrica el Meriva y ocho para la del Corsa.

Los nuevos paros técnicos dejan "agotado" el instrumento de flexibilidad de la factoría, que incluye 25 jornadas. En los trabajadores del Meriva se habría rebasado pero se compensa con las jornadas no consumidas en la línea del Corsa, explicaron desde CC. OO.

De momento, 400 trabajadores de los cerca de 7.800 de la factoría están afectados por el expediente de suspensión de un año tras la supresión del turno de noche de la línea del Meriva. A partir de enero serán 200 trabajadores más. Desde OSTA se lamentó que los primeros afectados, que han sido elegidos por la empresa para ir un mes al desempleo -hasta que haya voluntarios-, vayan a sufrir también casi otro mes sin trabajo.

Por otro lado, queda pendiente fijar nuevos días sin actividad en enero (después de Reyes), adelantando jornadas de vacaciones. La falta de previsión de carga de trabajo el año que viene ha hecho que la multinacional anunciara esta semana el recorte de un 20% de la producción. El grupo estadounidense tiene previsto fabricar 1.385.000 vehículos en el Viejo Continente en 2009, de los que 361.900 saldrán de la planta de Figueruelas. Esta última llegó a batir su récord de producción en 2007 con 485.857 vehículos.

"La voz de los trabajadores"

Ante la situación que vive la multinacional, que ya ha solicitado la ayuda de la Administración, la sección sindical de UGT en la planta se reunió ayer con responsables del sindicato en Zaragoza y Madrid para pedir al presidente del Gobierno que "aproveche la reunión del G-20 para abordar las dificultades que atraviesa el sector del automóvil en Europa", explicó la central en un comunicado. El presidente del comité y miembro de UGT, Juan Arcéiz; el portavoz de la sección sindical de UGT en Figueruelas, Pedro Bona y el secretario de la federación del Metal, Luis Tejedor, se reunieron con Rogelio Luis Mena, responsable del automóvil de la federación en Madrid. Tras la cita destacaron que el tema debería estar sobre la mesa en la cita de mañana en Washington debido a la "grave situación que atraviesa GM a nivel mundial, prácticamente en quiebra técnica". La corporación ha alcanzado unas pérdidas de 1.970 millones de euros (2.500 millones de dólares), de los que unos 790 millones de euros corresponden a Europa. De esta forma, José Luis Rodríguez Zapatero tendría "la oportunidad de trasladar la voz de la calle y de los trabajadores al G-20", indicaron.

Mientras tanto, en Estados Unidos, desde el partido demócrata se ha empezado a responder a la petición de ayuda de la compañía que preside Rick Wagoner. La semana próxima se debatirán las posibles iniciativas, entre ellas préstamos por valor de 25.000 millones de dólares (20.000 millones de euros), según informó la agencia Efe. El dinero saldría del plan de rescate financiero el Gobierno de 700.000 millones de dólares (560 millones de euros).

Etiquetas