Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CAJAS DE AHORROS

La exposición al crédito promotor de las cajas aragonesas, por debajo de la media

Ibercaja concedió al sector el 13,87% de sus préstamos totales; Caja3 (CAI) destinó el 25,7%.

La exposición al crédito promotor de las cajas aragonesas, por debajo de la media
La exposición al crédito promotor de las cajas aragonesas, por debajo de la media

Ibercaja y Caja Inmaculada (integrada ya en el SIP Caja3) presentaron ayer la información solicitada por el Banco de España a todas la cajas de ahorros referida al crédito concedido a promotores y empresas constructoras y los riesgos asumidos en el sector.

Como primer dato, hay que destacar que ambas entidades presentan un porcentaje de exposición menor que la media nacional, ratio que está fijado en el 27,02% en el caso de las cajas de ahorros y en el 23,99% si se toma de referencia todo el sector financiero (cajas, bancos y cooperativas de crédito). Así, Ibercaja explicó en su informe que de los 33.423 millones de euros en créditos concedidos en 2010 a clientes (excluida la Administración), el 13,87% fue para la construcción y la promoción: en total, 4.636 millones de euros.

En el caso de Caja3 (la fusión 'fría' en la que se han integrado Caja Inmaculada, Caja Círculo de Burgos y Caja Badajoz), la entidad comunicó en su informe que de los 13.941 millones de euros concedidos en créditos el año pasado, el 25,7% (exactamente 3.576 millones) se destinaron a la financiación de promoción inmobiliaria.

Desglosando este apartado, Ibercaja comunicó que de los 4.636 millones concedidos a este sector, el 37,35% (1.731 millones) corresponden a viviendas ya finalizadas; el 23,28% (1.080 millones) a edificios en construcción y el 30,49% (1.414 millones), a suelo. El 8,88% restante (412 millones) fueron créditos sin garantía hipotecaria.

Caja3, por su parte, explicó que de los 3.576 millones concedidos a promotores y constructores, 837 millones corresponden a a edificios terminados; 511 a edificios en curso y 1.886 millones se destinaron a financiar suelo. Los restantes 342 millones fueron préstamos sin garantía hipotecaria.

En cuanto a los riesgos asumidos, Ibercaja recoge en su informe que los activos dudosos del sector de la construcción-promoción sumaron 580 millones, lo que representa una tasa de morosidad del 12,50% (1,73% de tasa de mora sobre el crédito del sector privado). El crédito subestándar -que son aquellas operaciones que pese a estar al corriente de sus obligaciones de pago y no haber entrado aún en mora, presentan alguna 'debilidad' que las hace susceptibles de degenerar en impago- totalizó 718 millones de euros (el 15,48% de la financiación de su segmento; 2,15% si este ratio se compara con el del sector privado).

La distribución de la morosidad en el sector promotor facilitada por Caja3 fue la siguiente: 493 millones fueron dudosos (con una tasa de mora del 13,80%), en tanto que el crédito subestándar fue de 1.632 millones (con un porcentaje de morosidad del 45,6%).

En cuanto al importe de los inmuebles adjudicados o en dación de pago (asociados al sector de construcción y promoción inmobiliaria) por parte de Ibercaja fue de 761 millones de euros.

Los activos adjudicados por Caja3 fueron 493 millones de euros.

Solvencia y liquidez

Además de estos datos referidos al sector inmobiliario, ambas entidades financieras facilitaron información sobre su situación de liquidez. Ibercaja recordó que a 31 de diciembre de 2010 disponía de 5.126 millones de euros, lo que representaba el 12,04% de sus activos totales. Por otra parte, consignó que los depósitos minoristas siguen siendo la fuente de financiación ajena más relevante para la caja de ahorros aragonesa. Al término de 2010, Ibercaja alcanzó un 'core capital' o capital básico del 9,7%.

Caja3 destacó también que los depósitos de la clientela de las cajas cubren el 109% de los créditos a clientes del grupo. El 'core capital' del grupo fue, a 31 de diciembre de 2010, el 8,3%.

El SIP Caja3, en el que participa la CAI, aprovechó también para ofrecer un avance de los datos del grupo a 31 de diciembre de 2010. Según este adelanto, la entidad obtuvo un beneficio neto de 37,6 millones de euros (un 7,7% menos que las ganancias obtenidas por las tres cajas en 2009, que fue de 40,7 millones). La tasa de morosidad fue del 6,5%.

Ibercaja hará públicos sus resultados de 2010 en la convención de directivos que la caja celebrará el 19 de febrero. Su tasa de mora fue el año pasado el 3,7%.

Etiquetas