Despliega el menú
Economía
Suscríbete

exportación

Antídoto contra la crisis para los vinos aragoneses

En el caso de la Denominación de Origen (D.O.) Campo de Borja, se han recogido 28,6 millones de kilos de uva, un 5,2 por ciento menos que en 2009, aunque de una calidad "absolutamente extraordinaria".

Las denominaciones de origen aragonesas, Cariñena, Somontano, Calatayud y Campo de Borja, han encontrado en la exportación de sus vinos el antídoto contra la crisis económica, ya que venden hasta el 85 por ciento de lo que embotellan en el exterior, a mercados como Estados Unidos, Alemania o Reino Unido.

Las últimas uvas se han recogido esta semana, en viñedos de la comarca de Calatayud, tras una larga vendimia que comenzó a finales de agosto y que ha deparado una cosecha "excelente", aunque de menor producción, en algunos casos hasta un 22 por ciento, según han señalado en las cuatro denominaciones.

En el caso de la Denominación de Origen (D.O.) Campo de Borja, se han recogido 28,6 millones de kilos de uva, un 5,2 por ciento menos que en 2009, aunque de una calidad "absolutamente extraordinaria".

Así lo ha indicado el secretario general de la Denominación, José Ignacio Gracia, quien ha apuntado que hasta el mes de septiembre la comercialización de los vinos está un cinco por ciento por encima de las cifras del año pasado, y del total, el 67 por ciento se exporta, un porcentaje que podría alcanzar el 70 a final de año.

El Reino Unido y Estados Unidos son los países donde más exporta Campo de Borja, aunque es significativo el número de botellas que venden en países como Holanda, Suiza y Japón, ha asegurado Gracia, al tiempo que ha añadido que trabajan para aumentar su presencia en el mercado asiático.

Campo de Borja, que se creo en 1980, ampara una superficie de 7.400 hectáreas de 16 municipios, entre el valle del Ebro y el Moncayo, y aglutina a 16 bodegas pequeñas, de las que más del 67 por ciento se han reunido en seis cooperativas.

La exportación es especialmente significativa para la D.O. de Calatayud, ya que venden en mercados exteriores el 85 por ciento de su producción, sobre todo en Estados Unidos (1,7 millones de botellas vendidas en 2009) y Reino Unido.

El secretario general de la Denominación de Origen, Javier Lázaro, ha comentado a Efe que en los cincuenta días de vendimia se han recogido diez millones de kilos de uva, tres menos que en 2009, de una calidad excelente debido a las condiciones meteorológicas.

La D.O. Calatayud, que cuenta con 5.621 hectáreas de viñedos en 46 municipios, dirige sus esfuerzos en aumentar su volumen de negocio en Japón, Brasil, Canadá y en los países del Este de Europa, ya que hacerse un hueco en el mercado nacional es "durísimo" y todavía más en este periodo de crisis económica.

Por su parte, la Denominación de Origen de Cariñena, con una recolección de 74 millones de kilos de uva -un 22,5 por ciento menos que el año pasado-, prevé mantener su volumen de ventas respecto al año anterior.

El presidente de la Denominación, José Luis Mainar, ha declarado a Efe que el 63 por ciento de la producción se vende fuera, sobre todo en Alemania y Reino Unido, aunque también en Suecia, Suiza, Estados Unidos, Japón y China, y el 37 por ciento restante va al mercado interior, donde la competencia es muy dura, ya que algunas bodegas han bajado muchísimo sus precios y con sus vinos no se puede competir.

A su juicio, fue un "acierto" acogerse a la oportunidad de emprender el camino de la exportación y ha recalcado que en el futuro quieren potenciar e incrementar su presencia en Estados Unidos, un mercado que funciona muy bien.

Cariñena ampara vinos de las localidades de Aguarón, Aladrén, Alfamén, Almonacid de la Sierra, Alpartir, Cariñena, Cosuenda, Encinacorba, Longares, Mezalocha y Muel, y entre sus propuestas, destacan los vinos blancos y tintos de maceración carbónica, semisecos, semidulces, dulces, de licor, de aguja y espumosos.

Somontano es la denominación con mayor cuota de mercado nacional, ya que de enero a septiembre ha comercializado 9.244.894 botellas, unos siete millones de litros de vino, de las cuales sólo se destinaron a la exportación poco menos de un millón y medio, un 21,4 por ciento del total.

En la denominación, que este año ha vendimiado 19 millones de kilos de uva, hay 34 bodegas que cultivan quince variedades de uva, un 77 por ciento tinta y el resto blanca, en unas 4.700 hectáreas de viñedos en 43 municipios de la provincia de Huesca.

Etiquetas