Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CON UNA AMPLIA MAYORÍA

La Eurocámara reclama mantener las ayudas al carbón hasta 2018

El pleno de la Eurocámara aprobó con 465 votos a favor, 159 en contra y 39 abstenciones su informe. Ahora, la decisión final depende de los gobiernos de los Veintisiete.

El Parlamento Europeo (PE) reclamó con una amplia mayoría prorrogar hasta 2018 el régimen que permite conceder ayudas públicas a las minas de carbón no competitivas.

El pleno de la Eurocámara aprobó con 465 votos a favor, 159 en contra y 39 abstenciones su informe sobre este asunto, un texto que sólo tiene carácter de opinión, pues la decisión final depende de los gobiernos de los Veintisiete.

Los eurodiputados defienden ampliar en cuatro años la fecha propuesta inicialmente por la Comisión Europea (CE) para poner punto y final a los subsidios a las explotaciones deficitarias, que se concentran principalmente en España, Alemania y Rumanía.

En los puntos principales, la cámara siguió la línea fijada por su comisión de Asuntos Económicos y rechazó las enmiendas planteadas por eurodiputados españoles para prorrogar las ayudas hasta 2020. Así, el PE -con 453 votos a favor y 184 en contra- se decantó por el año 2018 como fecha límite.

Según los primeros contactos en el Consejo de la UE, ese es el plazo que defiende también una mayoría de Estados miembros, que necesitan de la unanimidad para modificar la fecha de 2014 planteada por el Ejecutivo comunitario.

Sin embargo, el comisario de Competencia, el español Joaquín Almunia, se comprometió a "escuchar con mucha atención" las posturas del Consejo y del Parlamento, sugiriendo que Bruselas podría enmendar su propuesta para facilitar un consenso. El actual reglamento expira el próximo 31 de diciembre, por lo que el objetivo de la UE es sacar adelante el nuevo antes de fin de año para que las subvenciones no deban suspenderse.

La Eurocámara también propuso hoy otras modificaciones al proyecto de la CE, entre ellas, eliminar el porcentaje fijo de rebaja que deberán seguir las ayudas. La idea de la Comisión es que las subvenciones a una empresa minera sigan una línea decreciente y se rebajen al menos un 33% cada quince meses.

A propuesta del diputado español Salvador Garriga (PP) y con el respaldo de parlamentarios de otros grupos, el PE acepta esa "tendencia descendente", pero no fija ningún objetivo concreto.

Además, el pleno aprobó una enmienda del grupo Verde para exigir que las empresas mineras abonen los gastos de reparación de los daños causados al medio ambiente, cumpliendo con el principio "quien contamina paga".

El informe del Parlamento Europeo recuerda además que el cierre de las minas deficitarias en los términos planteados por la CE obligaría a corto plazo a algunos países "a hacer frente a graves consecuencias sociales y regionales".

Ese argumento y el de la necesidad de garantizar un suministro energético europeo fueron los más utilizados por los defensores de prorrogar las ayudas durante el debate celebrado inmediatamente antes de la votación.

Etiquetas