Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SECTOR PRIMARIO

La escalada del cereal amenaza al pienso

Las industrias aseguran que la volatilidad de los precios convierte en un suicidio las compras de materias primas a largo plazo . Auguran una ''espectacular caída'' de la cabaña ganadera durante el próximo año

Instalaciones de una industria de piensos aragonesa.
La escalada del precio del cereal amenaza la supervivencia de los fabricantes de pienso
R. GOBANTES

Los fabricantes de pienso lo advierten. Está en el aire su futuro. Y cuando hablan de futuro se refieren casi a ahora mismo, “desde el próximo mes de enero en adelante”. La escalada de precios del cereal, la continua e impredecible volatilidad y la especulación de los mercados de futuros de materias primas han cambiado las reglas del juego y las industrias apenas cuentan con coberturas, es decir, con el cereal mínimo necesario para sacar adelante su producción.

Lo advirtieron ayer Francisco Lara, gerente de Sergan, cooperativa que centraliza la compra de materias primas para fabricar pienso, y Luis Blasco, jefe de compras de Agropienso, la empresa productora de piensos compuestos más grande de Aragón y una de las mas importantes de España, tras un encuentro en Zaragoza en el que los más destacados fabricantes aragoneses analizaron la preocupante situación del sector.

Los culpables se llaman volatilidad y especulación. Lara detalló que la cambiante situación de los precios ha reducido los plazos de compra de las industrias. Antes se trabajaba con productos a un año vista. Ahora se compra al mes. Y no porque se corra el riesgo de que las cotizaciones suban, sino todo lo contrario. “Un fabricante no puede arriesgarse a comprar un maíz que dentro de seis meses cueste un 30% menos y obligue a abaratar mucho el precio del pienso. En una fábrica que compra miles de toneladas es un riesgo tan elevado que hay que ir poco a poco”, matizó Blasco.

Ambos señalaron que hasta el mes de diciembre los fabricantes han sabido anticiparse a la situación y han calculado unos costes que cubren los precios que esperaban por sus piensos. Pero auguraron que a partir de enero la situación va a complicarse. “Desde esa fecha no hay coberturas hechas en ninguna fábrica española, y sin esta previsión y a los precios que se barajan para el cereal, los costes del pienso serían impensables e inasumibles para los ganaderos”, insistió Lara.

Hay otra amenaza. Los fabricantes de piensos ya anotan para 2011 una “reducción espectacular” de la cabaña ganadera en España, su principal cliente, porque -insistieron- los ganaderos no están dispuestos a seguir perdiendo dinero como hasta ahora. “No me atrevo a cuantificar cual será el descenso”, respondió Blasco, pero recordó que hace dos años, “en la zona que nosotros operamos, en Binéfar” solo en ganado vacuno se perdieron entre un 30% y un 40% de los animales. “Lo peor es que es una producción que no se recupera”, puntualizó.

Falta de liquidez

El panorama no es nada halagüeño. Ni siquiera puede compararse con la crisis de 2007-2008, porque ahora existe un problema añadido: la falta de liquidez y los problemas para acceder a la financiación. “Entonces veníamos de una época buena y todos teníamos un colchón económico, ahora los bancos no dan ese respaldo y es muy complicado vender”, destacó el gerente de Sergan, que insistió en que las industrias temen comerciar con un producto que no saben si van a cobrar.

Así, la situación se torna muy complicada para el sector que en la reunión mantenida ayer en Zaragoza insistió en la necesidad de buscar mecanismos con los que protegerse ante la “maldita” especulación. Algún fabricante incluso llegó a augurar que “si no encontramos medidas, dentro de cinco años no estaremos aquí ninguno, ni nosotros ni nuestros proveedores”.

Menos pesimista, el representante de Agropienso reconoció que la complicada situación de los mercados obligará a reducir la producción en las fábricas de piensos. “Espero que no afecte a las plantillas”, dijo Luis Blasco. Mientras, como remedio, recomendó a las industrias salir a buscar nuevos mercados.

Etiquetas