Despliega el menú
Economía
Suscríbete

MISIÓN COMERCIAL

La empresa aragonesa busca 'desembarcar' en Marruecos

Los empresarios que forman parte de la delegación que acompaña al presidente aragonés, Marcelino Iglesias, en su primer viaje oficial a Maruuecos, buscan superar las trabas administrativas para hacer negocios en este país que, coinciden, tiene "amplias posibilidades". Así lo han puesto de manifiesto algunos de los empresarios tras asistir a los primeros contactos que la delegación aragonesa ha mantenido con miembros del Gobierno marroquí, como el ministro de Asuntos Económicos y Generales y consejero real, Nizar Baraka.

La delegación, que permanecerá hasta mañana en Marruecos, está formada por los consejeros de Economía, Alberto Larraz; Industria, Arturo Aliaga; y Obras Públicas, Alfonso Vicente, el presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), Jesús Morte, junto a otros representantes de la patronal aragonesa, y de empresas como Taim-Wesser, Transportes Carreras, Hispano Carrocera, Inditex, Caladero, Grupo Correas y Rinold Rocland.

Antonio Ballarín, presidente de la Confederación de Empresarios de Construcción, que forma parte de la delegación, ha reconocido que el país tiene "mucho potencial", pero apenas hay presencia de constructoras españolas por las trabas administrativas y la corrupción, según ha dicho.

En este sentido, ha añadido que el Gobierno marroquí está "tomando medidas" para superar este problema y facilitar la instalación y la inversión de empresas extranjeras, que puedan concurrir a las licitaciones de la numerosa obra pública en marcha, como kilómetros de autovías, la alta velocidad ferroviaria o las obras hidráulicas, además de las promoción de urbanizaciones.

La voluntad del Gobierno de Marruecos, ha indicado, es "acercar las dos partes de los contratos públicos", introducir sistemas de arbitraje y simplificar los procesos para hacer más "atractiva" la obra pública a la iniciativa privada.

Hasta ahora, la presencia de constructoras españolas en Marruecos ha sido "testimonial", pero lo transmitido por el ministro es "positivo" y puede facilitar que el mercado se abra a inversores extranjeros, ha concluido.

Otro de los que ha estado en la reunión con el ministro ha sido José Antonio Briz, presidente de la federación de alimentación de la CREA, quien ha asegurado que en el campo agroalimentario hay "posibilidades interesantes", tanto para exportar como para importar, a pesar de que dos de los principales productos aragoneses, el vino y el cerdo, no tienen mercado en Marruecos.

Las posibilidades de inversión, ha reconocido Briz, se ven limitadas por el acceso al suelo, en su mayoría de propiedad estatal y que se otorga por concesiones gubernamentales, aunque empresas como el Grupo Correas tiene campos de producción de fresas.

En cualquier caso, el objetivo de las inversiones en el sector agrario debe de estar dirigido, para este empresario, a buscar productos complementarios que no entren en competición directa con los que se cultivan en Aragón.

La inversión, ha agregado, pueden ser muy rentable por el escaso coste y la flexibilidad de la mano de obra, pero se requieren unas mejores infraestructuras para posibilitar la salida y la llegada de productos.

Etiquetas