Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Según las previsiones de la DGA

La economía aragonesa crecerá el 1,1% en 2011

El consejero de Economía avanzó que el PIB aumentará el año próximo, superando las tasas negativas de años anteriores.

Alberto Larraz.
La economía aragonesa crecerá el 1,1% en 2011
MARCO

La economía aragonesa dejará atrás el año próximo las tasas negativas, y el PIB crecerá en 2011 en el entorno del 1% (probablemente el 1,1%), según las previsiones que avanzó ayer el consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz.

El consejero, que presentó el balance de situación de la economía regional correspondiente a 2010 y las previsiones que maneja su departamento para 2011, recordó que estas previsiones estarán condicionadas a la evolución de la economía mundial y nacional. Entre los factores globales que influirán en la marcha de la economía de la comunidad destacó las tensiones en los mercados financieros y de divisas, una consolidación fiscal generalizada y elevadas tasas de paro. Por lo que respecta a los factores nacionales, citó el ajuste inacabado en el sector inmobiliario, el cumplimiento de los compromisos, ajustes fiscales y reformas estructurales, así como también el impacto de los ajustes en el gasto público y la reforma del mercado laboral.

Con esto y con todo, Larraz se mostró convencido de que los datos que ya se conocen del tercer trimestre de este año y los que se avanzan para el cuarto estén anticipando un cambio de tendencia

Cambio de signo

Así, recordó que el tercer trimestre de 2010, y tras casi dos años de caídas, el PIB creció el 0,3% en tasa interanual. La economía aragonesa ha venido registrando ligeros incrementos desde el cuarto trimestre de 2009 en tasas intertrimestrales (que es el dato de un trimestre con respecto al trimestre anterior), por lo que técnicamente se considera que no está ya en recesión. Sin embargo, en tasas interanuales (dato que mide la evolución de un trimestre con respecto al mismo periodo del año anterior) ha seguido en signo negativo, hasta el tercer trimestre de este año.

Estos datos hacen prever que el PIB, en el conjunto del año, finalizará con una caída de tres décimas (-0,3%), una cifra que sin ser buena mejorará sensiblemente la registrada en 2009 (-4,5%).

El consejero de Economía mostró su confianza de que se mantenga durante 2011 la tendencia registrada en este último trimestre y sigan aumentando las cifras de la industria y los servicios. Según el Boletín Trimestral de Coyuntura, la inversión en bienes de equipo aumentó el 1,9%, un dato que mejora la cifra del trimestre anterior (1,1%) y de los dos últimos años (en 2008, esta ratio cayó, en el conjunto del año, un 4,2% y en 2009 el descenso fue del 24,9%). En cuanto a la evolución de la industria, el tercer trimestre registró un incremento del 3%, frente al 1,3% del trimestre anterior, y los descensos de 2008 (-1,9%) y 2009 (-15%).

En signo positivo se colocó también el sector servicios (0,4%) y el consumo de los hogares (1,3%). Sigue de capa caída el sector de la construcción, tanto desde la oferta (-6,3%) como en lo que se refiere a la inversión en bienes de equipo (-11,1%).

En cuanto a la tasa del paro, Larraz apuntó que en el tercer trimestre del año, esta ratio experimentó "un cierto alivio", ya que según la EPA (Encuesta de Población Activa) la tasa de desempleo de la comunidad fue del 13,6%. Esta ligera mejoría (el porcentaje fue del 14,2% en el segundo trimestre del año y del 15,2% en el primero) se traducirá en que en el conjunto de 2010, el dato de desempleo de Aragón podría rondar el 14,4% y descenderá, según las previsiones del Departamento de Economía, hasta el 14% en 2011.

Menos población activa

Esta caída de la cifra de parados en el tercer trimestre de 2010 no se ha debido tanto a la creación de puestos de trabajo como a un descenso de la población activa (-3,1%). Larraz explicó que la disminución de la población activa estaba muy relacionada con el descenso de la población inmigrante.

En cuanto a los efectos negativos que pueda tener sobre la economía aragonesa los problemas de las entidades financieras y la menor concesión de créditos, Larraz reconoció que en este momento la obtención de liquidez no es tan fácil como en años anteriores. El consejero aragonés se refirió a las exigencias que les impone la normativa de Basilea III y al hecho de que la burbuja inmobiliaria aún no se haya digerido del todo. "2011 va a ser un año de dificultades -opinó Larraz- aunque creo que menos para las cajas aragonesas porque con los pasivos que captan serán capaces de hacer frente a sus compromisos de pago". En cualquier caso, Larraz no cree que estas dificultades del sistema financiero afecten al crecimiento de Aragón.

Sobre la reciente constitución de Caja3, el SIP (Sistema Institucional de Protección) creado por Caja Inmaculada, Caja Círculo y Caja Badajoz, Larraz dijo que da "más posibilidades" a las tres entidades, "conservando sus especificidades". El consejero dijo que esta fusión 'fría' "ha quedado bastante aceptable". También se alegró del acuerdo alcanzado con IBM para que se quede con la plantilla de ATCA. El consejero informó de que IBM "va a hacer un centro de desarrollo no solo para aquí sino para toda Europa" con el germen de los trabajadores de ATCA.

Etiquetas