Despliega el menú
Economía
Suscríbete

OPEL

La dirección de GM rechaza ampliar el número de delegados y de horas sindicales

La compañía reitera su postura de no crear nada nuevo o aumentar lo que ya se tiene si se incrementan los gastos.

La mesa negociadora del convenio colectivo de General Motors sigue registrando avances mínimos. Durante la reunión que el comité y la dirección de la compañía mantuvieron ayer se habló de derechos sindicales y contratas, dos temas con más contenido organizativo que reivindicativo.

Con respecto al primero, los representantes de los trabajadores argumentaron la necesidad de ampliar tanto el tiempo como el número de delegados para poder atender mejor los problemas que les plantee la plantilla. Juan Arcéiz, presidente del comité de empresa, explicó ayer que con el número actual no se llega a cubrir bien las necesidades de los trabajadores. En este momento, además de los 35 representantes sindicales del comité de empresa, en General Motors hay otros 24 delegados (12 de los cuales pertenecen al subcomité de planta, que se dedica a tareas de prevención y salud laboral).

La afiliación como referencia

Los representantes sindicales en la mesa negociadora propusieron ayer a la dirección que se amplíe el número de delegados de cada sindicato en función de la afiliación. Concretamente solicitaron un representante sindical más por cada 250 afiliados. Al parecer, esta fórmula fue negociada y está vigente en otras plantas de automoción como Seat o Volkswagen, explicaron fuentes del comité.

Junto a esta petición, los representantes de los trabajadores pusieron sobre la mesa negociadora la solicitud de ampliar el número de horas de los delegados de prevención del subcomité de planta (en este momento tienen asignadas 20 horas mensuales).

Al punto de los derechos sindicales, los representantes de la empresa respondieron en línea con lo que vienen manteniendo en reuniones anteriores: no quieren crear nada nuevo o aceptar nada que lleve aparejado un incremento de los costes que ya soporta la compañía. Alegaron que en aspectos de derechos sindicales, GM está por encima de lo que marca la ley.

Sí se mostraron abiertos, explicaron los representantes de los trabajadores, a estudiar que sean los propios sindicalistas los que se administren el 100% de las horas sindicales. Asimismo, se mostraron proclives a estudiar que se incluya en la base de datos de la compañía a los miembros del comité para facilitar que puedan ser localizados por los trabajadores.

Contratas

En cuanto a las contratas, el comité de empresa pidió la creación de una comisión para resolver los problemas (de carácter interno, como uso de vestuarios y taquillas) que surgen cuando trabajadores de otras empresas prestan sus servicios dentro de la planta.

En la reunión del próximo martes, la mesa negociadora abordará los puntos de clasificación profesional y mejoras sociales.

De momento, dirección y comité están viendo los aspectos contenidos en la plataforma unitaria de mínimos. De los aspectos recogidos en ella, el que hace referencia a la subida salarial es el que va a suscitar mayor controversia. Según fuentes sindicales, y si el repaso del texto del convenio va al ritmo actual, es previsible que este punto se aborde en las reuniones de la semana próxima. Entonces tendrán que decidir cuándo y cómo hincarle el diente a la Política Industrial.

Etiquetas