Despliega el menú
Economía

CRISIS

La deuda de Nozar de 1 millón a proveedores del Alto Gállego hace peligrar 120 empleos

El grupo Nozar, propietario del balneario de Panticosa y Las Margas Golf, tiene facturas pendientes de pago a 13 pequeñas y medianas empresas de Sabiñánigo relacionadas con la construcción y los servicios. Los afectados denuncian que el montante económico que adeuda el grupo inmobiliario asciende a 1.100.000 euros. Además, aseguran que esta situación pone en peligro 120 puestos de trabajo indefinidos de los 400 empleados que suman estas empresas del Alto Gállego.

Por este motivo, el grupo de empresarios se ha dirigido al consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga para solicitarle una reunión en la que se analice la relación entre sus empresas y el grupo Nozar. Fuentes del Gobierno de Aragón explicaron ayer que el Aliaga ya conocía esta situación que le había comunicado anteriormente alguno de ellos. El encuentro tendrá lugar la próxima semana. Los empresarios advirtieron de que en el caso de no encontrar una solución, recurrirán a la vía judicial.

Aunque la queja ha partido de un grupo de trece empresarios, el presidente de la la Asociación de Empresarios del Alto Gállego, Jesús Arasanz, comentó ayer que tanto la cantidad que adeuda Nozar como el número de empresas afectadas puede ser mucho mayor. Desde la agrupación no conocían la queja de este grupo.

Nozar no responde

No obstante, Arasanz considera que no solo hay que solicitar una reunión al consejero Arturo Aliaga, sino a algún representante de Nozar. Arasanz, que como proveedor de pescado también espera cobrar la deuda, explica que desde Panticosa le indican que no reciben la orden de pago de Madrid, y que desde la central del grupo nadie les llama. Un portavoz de Nozar declinó ayer hacer declaraciones acerca de la denuncia de los empresarios. Por otra parte, aseguró que continuaban las negociaciones.

En concreto, la intención los afectados es “transmitir (a Arturo Aliaga) las negativas condiciones y perspectivas que se han trasladado desde dicho grupo inmobiliario en cuanto a los compromisos económicos contraídos con estas empresas locales”. En este sentido, se refieren a los trabajos realizados para la edificación de viviendas situadas en el complejo Las Margas y en el balneario de Panticosa.

El grupo de empresarios considera que “al igual que el Gobierno de Aragón está haciendo un gran esfuerzo por intentar salvar los 145 puestos de trabajo del balneario y las Margas, que queremos que se salven por encima de todo, debe igualmente hacer un esfuerzo por salvar nuestra situación”. Además explican que el impago de la deuda “supondría un grave quebranto en estas compañías”, ya que podrían verse forzadas a prescindir de hasta 120 de sus 400 trabajadores, muchos con contrato fijo.

El grupo liderado por Luis Nozaleda acumula esta deuda desde hace algún tiempo, ya que “lleva dos vencimientos que no ha cumplido”. “El problema es que en estos momentos Nozar está en suspensión cautelar de pagos y si presentan la suspensión definitiva lo tendremos mucho más complicado”, explicaron los empresarios.

Por ello, este grupo de empresas ha decidido agotar todas las opciones para conseguir soluciones, por lo que “acordamos emprender una iniciativa conjunta y dirigirnos al consejero Arturo Aliaga para plantearle estas acuciantes circunstancias”, que se producen paralelamente a los intentos de poner una solución a la situación que en estos momentos están atravesando los complejos hoteleros.


Etiquetas