Economía
Suscríbete

MACROECONOMÍA

La deuda española con el BCE bate otro récord y alcanza los 130.209 millones

El déficit bancario nacional del mes de julio representa casi el 30% de la financiación total que el Banco Central Europeo concede al resto de los países de la zona del euro.

La deuda de las entidades españolas con el Banco Central Europeo (BCE) alcanzó un nuevo récord en julio, con 130.209 millones de euros, el importe más alto de la historia, que supone casi un 30% del total de la financiación que el BCE presta al resto del eurosistema. El dato del pasado mes supone un fuerte incremento del 77,6% respecto a los 73.283 millones de julio de 2009 y del 3,09% respecto a los 126.300 millones de euros que los bancos debían en el mes de junio. Se convierte en el segundo mes de la historia en el que la banca española solicitó más financiación. Estas cifras representan el saldo vivo que las entidades residentes en España tienen pendiente de devolución al BCE como consecuencia de la financiación que el instituto emisor les concedió previamente, y supone una media de las operaciones diarias que se realizan durante el mes.

La incertidumbre que aún existe en el mercado está dificultando la financiación de las entidades españolas, que se ven obligadas a recurrir al BCE para cubrir sus necesidades de financiación, en especial, los meses en los que tienen un mayor vencimiento de deuda. Aunque la banca española rebajó en la última semana de julio sus peticiones al BCE, tras la publicación de las pruebas de estrés que demostraron la solvencia del sistema español, durante las tres primeras semanas del mes el nivel de dependencia se mantuvo en niveles máximos, elevando el saldo total a la categoría de 'record histórico'. Desde junio de 2009, las peticiones de financiación de la banca española se habían mantenido más o menos estables entre los 70.000 y los 80.000 millones de euros, sin embargo, la deuda se disparó el pasado mes de junio, ante el cierre de los mercados, y suma ya dos meses de repuntes que se acercan al 80%. Los expertos subrayan que si las peticiones de financiación se mantienen a la baja como en la última semana de julio, el saldo de agosto podría registrar descensos, aunque subrayan que dependerá de cómo evolucionen los mercados y de si desaparece la desconfianza y la incertidumbre que aún persisten.

Un año después

En el eurosistema, la cifra de financiación se situó en julio en 447.504 millones de euros, un 25,8% menos que hace un año y casi un 10% menos que el pasado mes de junio, tras cumplirse un año de la subasta de liquidez por 440.000 millones de euros que realizó el BCE el pasado verano.

Los expertos consideran que no se ha refinanciado toda la financiación concecida por el BCE en esta operación de liquidez y que, por esta razón, el saldo total del mes ha visto reducido. Asimismo, destacan que como consecuencia de esta operación en julio disminuyeron las operaciones a largo plazo, que se situaron en 418.108 millones, frente a los 713.202 millones de junio y los 705.934 millones de julio de 2009, así como la facilidad marginal de depósito, que bajó hasta los 125.035 millones en julio, tras alcanzar niveles históricos el pasado mes (288.223 millones), ya que la conjunto de la banca colocó menos dinero de vuelta al Banco Central Europeo.

Por otro lado el Banco Central Europeo afirmó que los vencimientos de deuda por importe de 1,3 billones de euros a los que debe hacer frente la banca europea hasta finales de 2013 representan una cantidad "manejable". Además, apunta que las entidades del viejo continente pueden "enmendar" su modelo de negocio reduciendo su dependencia de los mercados por una mayor aportación de los depósitos. Jean Claude Trichet, presidente del BCE afirmó que "aunque el importe de la deuda de los bancos necesitan refinanciar es sustancial, parece manejable sobre la base de la experiencia del pasado reciente".

Etiquetas