Economía
Suscríbete

en el segundo trimestre

Aragón debe 3.332 millones de euros

Los datos muestran que desde el año 1995, el endeudamiento de las regiones no ha parado de crecer, batiendo en cada ejercicio récords histórico.

La deuda de las comunidades autónomas ha aumentado un 23,5% en el segundo trimestre de 2011, hasta registrar 133.172 millones de euros (el 12,4% del PIB), la cifra más alta de toda la serie histórica, según datos del Banco de España. Así, la deuda de Aragón se ha situado en 3.332 millones de euros en el segundo trimestre del año

Tomando el ratio deuda/PIB, Comunidad Valenciana ha vuelto a situarse en el segundo trimestre a la cabeza de la deuda autonómica, con un volumen que alcanza el 19,9 % de su PIB, seguida de Cataluña (19,2 %), Castilla-La Mancha (17,2 %) y Baleares (16,9 %), todas ellas por encima de la media (12,4 %).

Los datos muestran que desde el año 1995, el endeudamiento de las regiones no ha parado de crecer, batiendo en cada ejercicio récords históricos, a pesar del compromiso de estabilidad presupuestaria adquirido en los últimos años.

La deuda total de las Administraciones Públicas ha aumentado un 16,5 % en el segundo trimestre al situarse en 702.806 millones de euros, lo que supone el 65,2 % del PIB.

La comunidad autónoma con mayor volumen de deuda entre abril y junio fue nuevamente Cataluña, con 38.530 millones de euros, cantidad que representa el 28,9 % del total de la deuda acumulada en el conjunto de las comunidades.

Después de Cataluña, se ha situado la Comunidad Valenciana (20.547 millones de euros), que vuelve a ocupar el segundo lugar por delante de Madrid, cuya deuda ascendió a 14.798 millones de euros. Entre las tres, acumulan el 55,47 % del total del endeudamiento regional.

A continuación, figuran Andalucía (13.545 millones de euros), Galicia (6.923 millones), Castilla-La Mancha (6.267 millones), País Vasco (5.382 millones), Castilla y León (5.071 millones de euros), Baleares (4.561 millones), Canarias (3.422 millones), Aragón (3.332 millones) y Murcia (2.719 millones).

Completan la lista Extremadura (2.017 millones), Navarra (1.994 millones), Asturias (1.956 millones), Cantabria (1.196 millones) y La Rioja (910 millones).

Ninguna autonomíoa reduce su endeudamiento

En cuanto a la evolución de la deuda, ninguna comunidad ha logrado reducir su endeudamiento respecto al pasado año. Los incrementos más destacados se localizaron en Cantabria (+75,3 %), Extremadura (50,4 %), Asturias (49,4 %) y Murcia (48,8 %).

Tomando el ratio deuda/PIB, Comunidad Valenciana volvió a situarse en el segundo trimestre a la cabeza de la deuda autonómica, con un volumen que alcanza el 19,9 % de su PIB, seguida de Cataluña (19,2 %), Castilla-La Mancha (17,2 %) y Baleares (16,9 %), todas ellas por encima de la media (12,4 por ciento).

Los porcentajes son menores en Galicia (12,3 %), La Rioja (11,4 %), Extremadura (10,9 %), Navarra (10,6 por ciento), Aragón (10,1 %), Murcia (9,8 %), Andalucía (9,3 %), Cantabria (8,7 %), Castilla y León (8,7 %), Asturias (8,3 %), Canarias (8,2 %), País Vasco (7,9 %) y Madrid (7,7 %). 

Por su parte, las corporaciones locales han arrojado una deuda de 37.640 millones de euros en el segundo trimestre, el equivalente al 3,5 % del PIB, lo que representa un aumento de solo un 3,06 %.

Del total de la deuda de las corporaciones locales, la mayor parte (29.503 millones) corresponde a los ayuntamientos, con un incremento del 0,48 %, y de esta cifra, 14.737 millones pertenecen a capitales de provincia.

La deuda de los ayuntamientos de más de 500.000 habitantes (Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza) ha alcanzado los 10.772 millones de euros, lo que supone un descenso del 0,18 %.

Destaca, sobre todo, el incremento del 37,4 % de la deuda del consistorio de Barcelona, que ha sumado 1.091 millones de euros. La deuda del Ayuntamiento de Madrid (6.819 millones) es superior al de todas las comunidades excepto Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Castilla-La Mancha y Galicia, aunque ha descendido un 4,5 % durante el segundo trimestre. Además, es casi siete veces superior a la deuda del ayuntamiento de Barcelona.

Etiquetas