Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AGRICULTURA

La demanda de temporeros ha disminuido más del 10% esta campaña

Se ha unido el aumento de la oferta de mano de obra con la llegada de trabajadores que han sido "expulsados" de otros sectores del mercado laboral como la construcción por la crisis.

La demanda de trabajadores temporeros ha disminuido entre un diez y un quince por ciento en la campaña agrícola de este año respecto a la de 2007, debido a que las cosechas han sido inferiores por la climatología adversa y los precios se han mantenido bajos.

Así lo ha explicado el secretario regional de Igualdad y Políticas Sociales de UGT, Fernando Gállego, quien ha añadido que a este hecho se ha unido el aumento de la oferta de mano de obra con la llegada de trabajadores que han sido "expulsados" de otros sectores del mercado laboral como la construcción por la crisis.

El sindicato ha presentado su balance sobre la campaña agrícola 2008 en la Comunidad, centrado en los trabajadores temporeros y en las condiciones en las que desarrollan su trabajo.

Gállego ha pedido dar un impulso para alcanzar una "normalización absoluta" de la situación de los temporeros y una regularización contractual adecuada para evitar tensiones sociales y los problemas de alojamiento.

En este sentido ha recordado que, a pesar de que en esta campaña no han existido grandes campamentos de temporeros, ha advertido de que han persistido situaciones de infravivienda en granjas o bodegas, así como las contrataciones irregulares y salarios por debajo del convenio.

UGT ha denunciado dos asentamientos a la Inspección de Trabajo porque, a pesar de haber hablado con autoridades locales y provinciales para no tener que llegar a ese punto, la situación continuaba siendo "insostenible", ha explicado el representante sindical.

No obstante, Gallego destacó que esta campaña ha habido más altas en la seguridad social de trabajadores extranjeros que en 2007, a lo que ha colaborado el procedimiento de regularización de ciudadanos de Rumanía y Bulgaria, ya asentados en zonas de recolección.

Para alcanzar la normalización en las futuras campañas agrícolas, UGT plantea el cierre o demolición de los alojamientos inadecuados y el refuerzo de las inspecciones de trabajo para acabar con los "pocos desaprensivos" que ponen en evidencia al sector.

En este acto, Gállego ha presentado la "Guía del temporero en Aragón", una herramienta que UGT edita por quinto año consecutivo y que permite a trabajadores y empresarios conocer los recursos necesarios para su desenvolvimiento diario, como información sobre transportes, sanidad, consejos de vivienda o tablas de salarios.

Como novedad, además de publicarse en castellano, este año la guía se ha traducido a los principales idiomas de los temporeros de la campaña aragonesa: inglés, francés, árabe y rumano.

Etiquetas