Despliega el menú
Economía

FERIA DEL MUEBLE

La crisis desde el sofá

Fabricantes y comerciantes muestran hasta el domingo en Zaragoza las últimas novedades de un sector que afronta una caída de ventas de hasta el 50% y reclama incentivos para reactivar el consumo.

La muestra ocupa siete pabellones de Feria de Zaragoza, con casi 74.000 metros cuadrados.
La crisis desde el sofá
E. CASAS

Mucho movimiento hubo ayer en la inauguración de la II Feria del Mueble en Zaragoza, en la que en casi todos los stands -y son 400 expositores- había corrillos en los que se mostraban las últimas novedades que han llevado los fabricantes de toda España, Portugal e Italia. El domingo se verá si el interés se traduce en operaciones en este encuentro solo para profesionales, porque en la mente de todos estaba también la caída de ventas que sufre el sector, uno de los más perjudicados por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. "Esperaba que hubiera gente sin ganas de comprar, pero no ha sido así", reconocía, con algo de esperanza, Javier Madrigal, gerente de Muebles Cuéllar. El fabricante y vendedor segoviano aseguraba que el sector lleva dos años "muy malos".

"La gente ha venido muy contenta, necesita una motivación", explicaba Esther Lalana, segunda generación de Tremafel, una empresa de tapizados instalada en Utebo. Este año no ha subido sus tarifas para afrontar la crisis, "aunque sí nuestros proveedores", afirmaba. Las ventas se han mantenido en el producto "más caro y el más barato" con una mayor competencia en el de gama media, donde asegura que las tiendas están "tirando precios".

"Se mira mucho el precio"

"Se tiende al mueble moderno, línea recta, de madera o melamina. Hoy se mira mucho el precio", explicaba Pedro Arribas, agente comercial madrileño. Reconocía que la gente busca "algo que tenga buen aspecto pero que no se vaya de precio". Algo que no pasaba hace unos años, en los que se primaba la calidad. "Antes las parejas eran para toda la vida. Ahora, ¿quién hace una inversión fuerte en muebles?", planteaba. Para Arribas, su trabajo era duro en estos tiempos ya que los comerciantes les "apretaban" para ajustar precios.

"En estas épocas el agente comercial es imprescindible", añadía Ignacio Manzano, presidente del Consejo General de los Colegios de Agentes Comerciales de España. Los profesionales forman parte de la organización de la muestra.

Por su parte, los comerciantes aragoneses calculaban que la crisis ha reducido sus ventas a la mitad, con una caída de entre el 40% y el 50% el pasado año. "Todo el mundo confía en que en 2010 se empiece a recuperar porque creemos que ya se ha tocado fondo", explicaba Javier Bazco, secretario general de Acomza, la asociación que reúne a un centenar de tiendas de la Comunidad. El desplome de la vivienda, la escasez del crédito, que "no ha llegado ni a las empresas ni a los consumidores", estarían entre las razones de esta "crisis larga", indicaba. El sector reclama medidas para impulsar la compra como desgravaciones fiscales para el comprador de muebles o ayudas similares al Renove de coches o electrodomésticos.

Entre los que afirmaban que la crisis les ha afectado menos están los fabricantes de bajo coste. Así lo explicaban desde Bianco & Relax, empresa de origen chino instalada en Cataluña que distribuye bajo la marca Cheres sus sofás de piel. Sus fábricas en Asia han sufrido una curiosa reconversión, pasado de confeccionar ropa a tresillos, que venden al detallista a un precio de entre 1.000 y 1.500 euros.

También afirmaban estar al margen fabricantes de gama media-alta muy especializados, como la firma Ros. "No hemos bajado la calidad y hemos ajustado los precios", explicó Ramón Ros, segunda generación de la firma de Lérida fundada en 1933, que ocupaba uno de los stands más amplios. Fabricante de mueble infantil y juvenil, cuenta con la exportación como ayuda, a la que dedica el 20% de su fabricación.

La crisis no ha impedido que la participación se haya duplicado en la segunda edición del certamen, que se estrenó en 2008. Sofás, armarios empotrados, dormitorios y decoración "amueblan" hasta el fin de semana siete de los nueve pabellones de la feria, que suman casi 74.000 metros cuadrados.

Etiquetas