Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS FINANCIERA

La crisis se come la mitad de los beneficios de las empresas del Ibex

Inditex mejora un 3% sus resultados pese a la desaceleración del consumo y espera un buen 2008.

Las principales empresas cotizadas en España, las que integran el Ibex-35, han cerrado el primer semestre del año con unos beneficios de 29.175,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 16,9% frente al mismo periodo de 2007, cuando el incremento fue del 32%. Esta ralentización del crecimiento de los beneficios se produce en un contexto de crisis internacional, marcada por la falta de liquidez en los mercados.

 

Según los datos remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el descenso se debió sobre todo a que 11 empresas vieron descender sus resultados y otras dos tuvieron pérdidas. En cambio, en los seis primeros meses de 2007, tan sólo 4 empresas empeoraron sus beneficios y solo una de ellas -Cintra- tuvo pérdidas, que se han ampliado en la primera mitad de este año.

Precisamente, la última en publicar sus cuentas ha sido este miércoles Inditex, cuyos beneficios están estrechamente vinculados al consumo de las familias y, por tanto, más expuestos a la desaceleración económica. Sin embargo, la empresa de Amancio Ortega ha logrado salvar los muebles con un repunte del 11% en su cifra de negocio, un 14% a tipos de cambio y perímetro constantes, con 4.561 millones y una mejora del 5% del beneficio bruto de de explotación (Ebitda) con 822 millones.

No obstante, la ganancia antes de impuestos obtenida en el primer semestre de 2007 derivada del cambio en el perímetro ha moderado el crecimiento de sus beneficios netos hasta el 3% con 406 millones en el primer semestre de su ejercicio fiscal (desde el 1 de febrero hasta el 31 de julio), mientras que el beneficio neto de explotación ha crecido un 1%, hasta 547 millones de euros. En cualquier caso, la propietaria de firmas como Zara o Pull&Bear confía en cerrar un buen 2008.

Volviendo al balance del conjunto de empresas que forman el selectivo español, las menores plusvalías por la ausencia de ventas de activos y la ralentización del negocio por el brusco ajuste de la economía española han sido los principales causantes del menor crecimiento de los resultados.

El pasado año, las empresas del Ibex-35 ganaron 24.377 millones hasta junio, el 32% más, mientras que los primeros seis meses de 2006 su beneficio neto llegó a 19.144 millones, 36,8% más que el ejercicio precedente.

Por ejemplo, el sector constructor ha sido uno de los que más ha sufrido el deterioro de sus beneficios, ya que 5 de las 6 constructoras que forman parte del selectivo han reducido sus resultados, e incluso una, Sacyr Vallehermoso, ha entrado en pérdidas por los efectos de su salida forzada de Eiffage.

El sector financiero, que aporta seis empresas al Ibex-35, lo que le convierte en uno de los sectores de actividad con más representación junto al energético y al constructor, también se ha visto perjudicado por la falta de beneficios extraordinarios y la necesidad de realizar provisiones para cubrir los efectos del rápido incremento de la morosidad.

Etiquetas