Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CAJAS DE AHORROS

La crisis afectará a las aportaciones de las cajas a sus Obras Sociales

La crisis económica ralentizará el crecimiento de las aportaciones de las cajas de ahorros a sus Obras Sociales, según reconoció ayer el jefe de la Obra Social y Cultural de Ibercaja, Román Alcalá, que apuntó que en esta situación es "prioritario" dedicar los beneficios a las reservas y a la autofinanciación. "Cuanto más se capitalice la caja, más probable es que en el futuro se siga aumentando la inversión en obras sociales", justificó Alcalá, que aseguró que "aunque el ritmo de crecimiento sostenible de la Obra Social es aún impredecible", estas aportaciones, que se sitúan en una media de en torno al 20% de los beneficios de las cajas, seguirán aumentando al ritmo de dichos beneficios.

Alcalá realizó estas declaraciones ayer en la presentación del informe de "Valoración del Impacto de la Obra Social" en el Centro Joaquín Roncal de Zaragoza, en un acto en al que también asistieron el director de la Obra Social y Cultural de Caja Inmaculada, Pedro Camarero, el director de Obra Social y Relaciones Internacionales de la Confederación Española de Cajas de Ahorro, Carlos Balado, y José Luis López, sociólogo de la consultora Price Waterhouse, autora del informe.

El documento resume las contribuciones sociales de las cajas de ahorros y analiza de forma estadística las áreas en las que se invierten. Así, el informe destaca la tendencia en los últimos años a dedicar más fondos al área de Asistencia Social y Sanitaria, concretamente 680 millones, un 37,3% del total de 1.324 millones de euros que en 2007 se aportaron al conjunto de Obras Sociales de las 47 cajas de ahorro activas en el país. En segundo lugar queda el área de Cultura y Tiempo Libre (670 millones, un 36,8% del total), seguidas del área de Educación e Investigación y el área de Patrimonio Artístico y Natural.

Además, el informe hace hincapié en el crecimiento progresivo en los últimos cuatro años de los recursos a la Obra Social, que ha sido de 6.989 millones de euros en el periodo 2002-2007.

El estudio también analiza el impacto social y económico de las actividades sociales de las cajas, concluyendo que las Obras Sociales mantienen 3.481 empleos de forma directa y otros 33.105 puestos de trabajo indirectos o inducidos. En este aspecto, también son las áreas asistencial y cultural las que emplean a un mayor número de trabajadores.

Por último, este documento refleja cómo las Obras Sociales tienen un impacto sobre el PIB mayor que otros sectores de la economía como el de la automoción o el de la construcción.

Etiquetas