Despliega el menú
Economía
Suscríbete

ECONOMÍA ARAGONESA

La CREA espera que el desempleo no crezca en Aragón en 2011

El presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón, Jesús Morte, asegura que hasta que la comunidad no crezca entre el 2 o el 2,5% no se creará empleo neto.

La economía aragonesa crecerá del 1 al 1,5% en 2011 y el paro no aumentará, según las previsiones de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), que vaticina un año duro para las empresas por los problemas de financiación ante las propias dificultades que atraviesan las entidades bancarias.

Así lo ha afirmado el presidente de la CREA, Jesús Morte, quien ha subrayado que hasta que la economía no crezca entre el 2 o el 2,5% no se creará empleo neto y ha considerado que en 2011, con las previsiones de crecimiento, el paro no subirá y el número de desempleados se mantendrá en unos 90.000, y ése es el principal problema de la crisis económica al que hay que dar solución.

El año que viene en las empresas será de "austeridad de monasterio", tratando de aquilatar el gasto "a lo mínimo imprescindible" e intentando establecer sistemas para que la actividad no se pare "innovando", cada una de acuerdo a sus capacidades, ha dicho Morte.

Dado que los bancos no están en la situación más adecuada para que abran "el grifo" al crédito, para el presidente de la CREA una vía de escape para las empresas pueden ser las líneas de crédito del ICO y Avalia, sobre las que ha pedido criterios más "laxos" para atender las peticiones de financiación.

No obstante, ha reconocido que Aragón está en mejor situación económica y social que la mayoría de las comunidades autónomas, con una tasa de paro cinco puntos por debajo de la media española y en cabeza, junto con País Vasco, La Rioja y Navarra, de las regiones que no han sufrido una caída "brutal" de sus indicadores.

"Afortunadamente no estamos peor" y para la CREA, ha apuntado Morte, la crisis ya ha tocado suelo después de un 2010 de "encefalograma plano", con una recaída en el segundo semestre de 2010 del leve inicio de la recuperación en la economía de Aragón y España.

Pero para impulsar la actividad empresarial y el empleo es necesario acometer reformas importantes, entre ellas la laboral, porque la aprobada no gusta a nadie y la "presión" de organismos internacionales e internos hacen pensar que se va a modificar en breve, y del sistema de pensiones, porque con la situación actual "nos vamos a la porra", ha subrayado Morte.

Para Morte, la reforma laboral que necesita España pasa no tanto por hablar del despido, sino de políticas activas de empleo, de productividad, competitividad y absentismo, y para eso es necesaria la colaboración de los sindicatos.

También es necesaria su colaboración en la reforma de las pensiones, que se debe afrontar con "valentía" porque el sistema "no se sostiene", para Morte, quien ha valorado que se amplíe la edad de jubilación a los 67 años, teniendo en cuenta que la edad media hoy es 63,5 años, y de los años de cotización para tener derecho a paga.

La modificación del sistema fiscal para que las empresas españolas puedan ser más competitivas con las del resto de países y del sistema educativo, también de la formación profesional y de las enseñanzas universitarias para que sirvan a las actividades empresariales son otras de las reformas por las que ha apostado Morte y sobre las que ha reclamado el acuerdo de los partidos políticos.

La energía es otro de los sectores que a juicio de Morte requiere de una renovación, apostando por la nuclear para que las empresas dispongan de energía barata para poder competir con las del resto de países.

En cuanto a las administraciones públicas, ha opinado que "convendría una racionalización" y que deriven al sector privado las actividades que sea posible.

En ese sentido, ha aplaudido las medidas adoptadas por el ministro de Fomento, José Blanco, sobre los aeropuertos y los controladores, porque los españoles no pueden estar "de rodillas" ante este colectivo.

Estos son momentos de decisiones y de audacia y los partidos políticos deberían sentarse a legislar en beneficio de los ciudadanos al menos en estos asuntos, ha añadido Morte.

Además, se ha referido a la economía sumergida, que a su juicio no llega al 25 por ciento y que hay que tratar de atajar porque causa un daño "irreversible" a las empresas que cumplen con sus obligaciones, y a la crispación social, que espera que siga siendo "contenida" y no prevé "bajo ningún concepto" sucesos tan graves como los ocurridos ayer en Olot, con cuatro asesinatos.

Etiquetas