Despliega el menú
Economía

AGRICULTURA

La cosecha de almendra cae un 10,25% en Aragón

Mucho peor de lo que se esperaba. De la última y reciente previsión de cosecha de almendra realizada por la Mesa Nacional de Frutos Secos -integrada por las organizaciones agrarias (Asaja, COAG y UPA), la Confederación de Cooperativas (CCAE) y la Asociación Española de Productores de Frutos Secos y Algarrobas- se desprende que las producciones aragonesas arrojarán una cosecha de 5.116 toneladas en grano de almendra, un 10,25% menos que en la pasada campaña, en la que se recogieron 5.700 toneladas en grano.

Todas las comunidades autónomas productoras, excepto Castilla-La Mancha, experimentan un descenso de su producción, pero mucho menos acusado que el que se prevé para los campos aragoneses. En el conjunto del país, según la previsión de la Nacional, se prevé una cosecha de 33.584 toneladas, con lo que el descenso productivo se cifra en un 1,57%.

La falta de lluvias es el principal motivo de las malas perspectivas que presenta esta campaña. La sequía que desde hace años padecen los cultivos ha hecho que un 20% de los árboles se hayan secado. "Además la brotación ha sido menor esta campaña y las lluvias de mayo, tan beneficiosas para otros cultivos, llegaron muy tarde a los almendros provocando incluso más enfermedades", explicó ayer Bernardo Funes, miembro de la Comisión Ejecutiva de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón. Funes destacó además que dado el aumento de los costes de producción y la caída de los precios en origen "en algunas zonas será dudoso que la recolección sea rentable".

Los almendros de secano, especialmente los de las comarcas del Bajo Aragón, son los más afectados por el recorte de la producción.

Etiquetas