Despliega el menú
Economía
Suscríbete

MEDIDAS CONTRA LA CRISIS

La UE confía en el plan de rescate del euro

El Ecofin adoptó una decisión trascendental para salvar a la moneda única de los ataques concertados "de una manada de lobos". Políticos y mercados acogen bien la medida.

Los líderes europeos confiaron ayer en que el mecanismo de apoyo financiero a la zona euro acordado en la madrugada del lunes por los ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) ponga fin a los ataques especuladores contra la deuda soberana de algunos estados miembros. Los veintisiete países de la Unión fueron capaces de tomar una decisión trascendental que quedará para siempre en la historia de la integración europea.

Se trataba nada menos que de salvar al euro de los ataques concertados de una "manada de lobos" -según la exitosa metáfora utilizada por el ministro sueco Anders Borg-, dispuestos a despedazar en los mercados a la criatura más preciada de la Europa unida. Y pese a las dificultades y reticencias de algunos de los socios, el acuerdo llegó.

La medida adoptada por el Ecofin, y la anunciada poco después por el Banco Central Europeo (BCE), dispuesto a comprar deuda en los mercados financieros, como parte de un plan para estabilizar el euro tras la crisis griega, dieron los frutos esperados.

Las bolsas europeas y el euro reaccionaron con fuertes subidas. La cotización de la moneda única volvió a superar la marca de 1,30 dólares, después de haberse acercado la semana pasada a los 1,25, en medio de los temores que generó la crisis griega. También los mercados bursátiles del continente marcaron fuertes ganancias. En España, otro de los países que más inquietud generó en los últimos días, el Ibex 35 registró una subida del 14,43% hasta los 10.351,90 puntos. La misma tendencia se vio en el francés CAC 40 (9,66% hasta los 3.720,29 puntos) y el alemán DAX 30 (5,30% hasta los 6.017,91). El índice FTSE 100 de la Bolsa de Londres subió un 5,16% hasta los 5.387,42 puntos.Apoyo del BCE

El anuncio realizado por el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, se produjo doce horas después de que el Ecofin acordara con el FMI un inédito paquete de rescate por 750.000 millones de euros para apoyar a los países con la moneda común. El BCE adelantó en un comunicado que haría "intervenciones en los mercados del área de deuda pública y privada del euro (...) para garantizar fondos y liquidez en aquellos segmentos del mercado que sean disfuncionales".

La medida representa un quiebre en la tradicional política del BCE de no comprar ese tipo de deuda. Sin embargo, Trichet dijo que podía "confirmar que comenzó esta mañana (por ayer)" el mecanismo.Barroso y Merkel

En cuanto al Ecofin, tras la maratoniana reunión, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, aseguró que "la UE ha concluido un acuerdo que permitirá responder de manera rápida y efectiva a los riesgos", y auguró que "cualquier intento de especular con la zona euro fallará". En este mismo sentido se manifestó la canciller alemana, Angela Merkel, en una breve comparecencia ante la prensa que ofreció junto al vicecanciller y titular de Exteriores, Guido Westerwelle. Merkel destacó que el euro se ha visto sometido a "fuertes ataques" por parte de los especuladores en los mercados financieros internacionales y aseguró que el acuerdo alcanzado en Bruselas "es una acción concertada para defenderlo".

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, coincidió con la canciller al destacar que el acuerdo pondrá fin a los ataques de los especuladores contra la moneda única europea. "Creo que es el principio del fin" de estos ataques, afirmó Moratinos al llegar a un Consejo de Ministros de la Unión Europea, celebrado en Bruselas.

Los líderes europeos también coincidieron en destacar que la crisis ha demostrado la necesidad de incrementar la coordinación de las políticas económicas en la zona euro, más allá de la vigilancia de la salud de las cuentas públicas. "La lección de esta crisis es clara: Se necesita más unión en política económica. Si quieres una unión monetaria, también tienes que promover una unión económica", dijo Barroso. La canciller Merkel hizo un llamamiento al ahorro de los socios del euro y recordó que el paquete de créditos acordado por la UE y el FMI "no es gratis", ya que aquellos países que se vean forzados a hacer uso de esos fondos deberán hacer los deberes y aplicar estrictos programas de estabilización.

Con más cautela se pronunció el Fondo Monetario Internacional. El director del Departamento Europeo en el FMI, Marek Belka, dijo que el plan tiene "potencial para calmar a los mercados", pero no debería ser considerado como una "panacea" para hacer frente a los problemas a largo plazo. "Esto es una especie de morfina que estabiliza al enfermo. Pero todavía se necesita una verdadera cura para el paciente", dijo Belka.

Etiquetas