Despliega el menú
Economía
Suscríbete

MACROECONOMÍA

La Comisión Europea pide a España que reforme pensiones y sanidad

Bruselas avisa de que las finanzas públicas españolas están en situación de "alto riesgo" debido al efecto de la crisis

La Comisión Europea reclamó a España una reducción del déficit y de la deuda y "profundas reformas" en las pensiones y la sanidad para garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo. Sin estas reformas, Bruselas avisa de que las cuentas públicas españolas se encuentran en una situación de "alto riesgo" debido al impacto de la crisis financiera y el aumento del gasto público relacionado con las personas mayores previsto para los próximos años, que será uno de los más elevados de la UE.

 

Para que las cuentas públicas españolas vuelvan a una senda de sostenibilidad, el Gobierno debe hacer un ajuste total del 11,8% del PIB, según los cálculos de Bruselas. "Este ajuste puede llevarse a cabo a través de un aumento de los ingresos y recortes de gastos. Además, debe reformarse el sistema de protección social (en particular las pensiones públicas y la sanidad) para desacelerar el incremento previsto en el gasto relacionado con el envejecimiento", afirma el Ejecutivo comunitario en un informe sobre el impacto de la crisis y el envejecimiento de la población en las finanzas públicas de los Estados miembros.

 

"No obstante, las reformas deben llevarse a cabo de forma que no amplifiquen las consecuencias de la actual crisis económica y financiera", resalta el informe.

Impacto del envejecimiento

España es uno de los países de la UE cuya situación ha empeorado más desde 2006, año en el que Bruselas realizó su anterior informe sobre el impacto del envejecimiento en las cuentas públicas. La 'brecha de sostenibilidad' en España, esto es, la diferencia entre la situación presupuestaria estructural y una situación presupuestaria sostenible, estaba en 2006 en un 3,2% del PIB, frente al 11,8% en la actualidad.

 

En 2006 ya se preveía un fuerte aumento del gasto en pensiones, pero las cuentas españolas se encontraban en una situación de superávit que permitía amortiguar este impacto. Con la crisis, el superávit se ha evaporado y el déficit y la deuda se están disparando.

 

Y según los últimos cálculos de Bruselas, de aquí a 2060 el gasto por pensiones en España subirá 6,7 puntos porcentuales del PIB, el sanitario 1,6 puntos y el de asistencia de larga duración 0,9 puntos.

Etiquetas