Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

La comida rápida se salva de la crisis y engorda beneficios

Corren malos tiempos para la economía mundial, pero las vacas flacas parecen beneficiar a las cadenas de comida rápida cuyo principal cebo precisamente consiste en ofrecer alimentación a precios bajos, y no cesan de subir en clientela y beneficios. Si el mes pasado McDonald's ya confirmó ganancias mundiales en el tercer trimestre de 1.190 millones de dólares (más de 800 millones euros), Burger King certificó la buena marcha del sector informando de beneficios netos a nivel mundial y anual de 100 millones de euros, un 28% más.

Burger King, la segunda mayor compañía del sector de la comida rápida, publicó hoy sus cifras correspondientes al cierre de su ejercicio fiscal 2007-2008, concluido el pasado 30 de junio, y confirmó el oasis en el que se han convertido este tipo de restaurantes en tiempos de crisis. Y es que la empresa obtuvo un beneficio neto de 148 millones de dólares, unos 100 millones de euros, lo que supone un 28% en comparación con el año anterior.

En total, alcanzó una cifra de negocio de 2.455 millones de dólares (1.657 millones de euros), un 10% más, y unas ventas medias por restaurante un 9% superiores al anterior ejercicio. Precisamente fue el incremento del número de clientes en el cuarto trimestre uno de los motivos de este aumento de las ganancias, ya que en este periodo Burger King obtuvo un beneficio neto de 51 millones de dólares (34 millones de euros).

Como McDonald´s

Y si los beneficios de la compañía del 'Whopper' suben, los de los creadores del 'Big Mac' tampoco se quedan atrás. La cadena 'número uno' de comida rápida, McDonald's, también rubricó ganancias en el segundo trimestre del año. Las ganancias netas entre abril y junio fueron de 1.190 millones de euros, más de 800.000 euros, e invirtieron los resultados del segundo trimestre de 2007, cuando perdió 711,7 millones de dólares tras vender sus negocios en América Latina y el Caribe.

Además, McDonald's se marca nuevos propósitos y, por ejemplo, creará 4.000 empleos en el Reino Unido. Lo hará para responder a la creciente demanda detectada por la compañía también en este país, muestra de que los consumidores optan por comidas más baratas por la pérdida generalizada de poder adquisitivo a causa de la crisis crediticia. En este sentido, sólo en sus establecimientos británicos McDonald's detectó un incremento de las ventas de más del 10 por ciento durante el primer semestre de 2008.

Etiquetas