Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS

La CEOE se une a las voces que elogian "la solidez" de la economía española

Con ese pronostico cargado de ánimo, los empresarios se suman a la visión del presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, quien el pasado viernes en Burgos expresó su "optimismo razonable".

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) confía "plenamente en la solidez" de la economía española y en su capacidad para "hacer frente con éxito a la actual coyuntura", pese a declaraciones de su presidente Gerardo Díaz Ferrán, en las que asumía que la "crisis" o la "desaceleración brusca" había llegado. La patronal de las grandes empresas subraya la importancia de mirar al futuro "con optimismo" porque "con el esfuerzo de todos y las medidas adecuadas, saldremos airosos de esta situación como hemos hecho en otras ocasiones".

La opinión de CEOE está recogida en el editorial de su último boletín "Las Noticias", correspondiente a mayo de 2008. Con ese pronostico cargado de ánimo, los empresarios se suman a la visión del presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, quien el pasado viernes en Burgos expresó su "optimismo razonable". El jefe del Ejecutivo remarcó entonces que España se encuentra en mejores condiciones que otros Estados europeos para salir de la actual situación.

Peligrosa parsimonia

No obstante, CEOE no está de acuerdo con la parsimonia del Gobierno, y lanza algunas recetas para la "recuperación de nuestro potencial de crecimiento". Propone "una mejora" de la competitividad empresarial y del entorno regulatorio institucional. Apuesta por adoptar, "cuanto antes", políticas de "importante y rápido impacto a favor de la creación de empleo" que faciliten "el sostenimiento de las actividades económicas y empresariales".

A su juicio, el país requiere medidas "valientes y eficaces", que hasta el momento, da a entender, brillan por su ausencia, con repercusión en distintos terrenos económicos. Así, se debe prestar más atención a aspectos "tan cruciales" como reducir las cargas fiscales a las empresas, introducir mayores dosis de flexibilidad en el sistema de relaciones laborales, liberalizar sectores económicos o externalizar la gestión de los servicios públicos.

Las iniciativas descritas deben completarse con "una decidida apuesta" por la formación, la investigación, el desarrollo y la innovación, el fomento de las nuevas vocaciones empresariales y una política rigurosa en el equilibrio presupuestario. Por último, la patronal reitera su compromiso de participar en la búsqueda de soluciones y de mantener el "imprescindible" diálogo social con las centrales sindicales.

Etiquetas