Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AGRICULTURA

La campaña de fruta llega a Aragón con 20 días de retraso, pero se prevé "bastante buena"

UAGA estima que se recogerán alrededor de 468.000 toneladas de manzana, cereza, albaricoque, melocotón, nectarina y peraEl sindicato agrario teme que los precios al productor vuelvan a estar por los suelos.

Tenía que haber comenzado a primeros de mayo, pero los fruticultores aragoneses -salvo alguna zona temprana y alguna contada excepción- todavía no han entrado en sus campos. La recogida de fruta llega este año con un retraso de entre 15 y 20 días, motivado por el frío y húmedo invierno, que, sin embargo, ha propiciado también un correcto parón vegetativo en la planta que ha permitido el buen cuajado de los frutos. La recogida de cereza casi no ha comenzado y no será previsiblemente hasta el 20 de junio cuando comience la recolección del resto de la fruta dulce.

Aunque más tarde, la cosecha viene buena. "Bastante buena", según las previsiones de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA-COAG), organización agraria que estima, siempre que las condiciones climáticas de los dos próximos meses lo permitan, que las 37.000 hectáreas de frutales aragoneses producirán unas 468.000 toneladas.

Distinto rendimiento

No todas las variedades correrán la misma suerte, explicó ayer Vicente López, responsable del sector de frutas y hortalizas en la comisión ejecutiva de UAGA.

En cereza, cuya recolección ha comenzado ya, las variedades tempranas serán las peor paradas, ya que se espera una reducción del 50% de cosecha. No sucederá lo mismo en las de media estación y tardías, para las que UAGA prevé que se recoja el 80% "sin ningún problema". En total, se espera una producción superior a las 15.000 toneladas.

En albaricoque también se prevé una reducción de la producción. UAGA estima que se recogerá entre un 10% y un 15% menos en variedades naranjas. El miedo ahora, señaló López, es que sucede como ha ocurrido en las zonas productoras de Murcia y Valencia en las que el hielo y el pedrisco han provocado una maduración "de dentro a afuera", por lo que al recogerlo este fruto estaba demasiado blando.

Para la producción de melotocón y nectarina, -fruta estrella en Aragón- UAGA estima incluso un incremento del 10% -unas 281.600 toneladas- porque el cuajado ha sido mejor y la superficie -12.300 hectáreas- ha aumentado gracias a los planes de reconversión varietal de los últimos años.

Manzana y pera sumarán, según los cálculos de UAGA, las 171.000 toneladas, ya que se espera recoger el 100% de la producción de manzana y las perspectivas también son buenas para la pera, aunque variedades como la blanquilla han reducido drásticamente su superficie porque es "muy complicada de producir y los consumidores se decantan por variedades como la conferencia", dijo López.

Bajos precios

Pese a la buena cosecha, los fruticultores comienzan la campaña mirando al cielo, "para que haga calor y no llueva", y a los mercados, "a ver si los precios al productor consiguen remontar", destacó el representante agrario.

Vicente López confía en que la reducción de la producción en el sur español -debido a las intensas lluvias de invierno- "dé alegría a los precios", pero le preocupa que el retraso de la campaña haga coincidir la fruta aragonesa con la italiana o francesa "y se produzca un colpaso en el mercado que hunda los precios", matizó.

Etiquetas