Despliega el menú
Economía

EUFORIA EN EL PARQUÉ

La Bolsa de Madrid vive su segunda mayor subida del año y cierra en 9.500 puntos

El Ibex 35 crece casi un 4% impulsada por el sector bancario, que ha respondido con optimismo al anuncio de emisión de bonos del Tesoro.

El selectivo español se anotó este viernes su segunda mayor subida anual (+3,95%), que situó al Ibex en la cota de los 9.561,7 puntos, aupado principalmente por el repunte de la banca, tras las últimas operaciones anunciadas en el marco de la reestructuración financiera. Así, los analistas indicaron que la buena acogida de la emisión de bonos del Tesoro ha calmado la situación de la deuda, lo que, unido al empuje que ha tenido la reestructuración financiera antes de que expire el plazo para solicitar la ayuda del FROB y al cierre de las posiciones cortas, llevaron al Ibex a marcar nuevos máximos de cotización.

Respecto a los valores que vivieron mayores avances correspondieron a Abengoa (+8,5%), Bankinter (+8,46%), Sacyr Vallehermoso (+8,43%) y Banco Sabadell (+8,32%), que hoy confirmó que negocia su integración con Banco Guipuzcoano, cuya operación no requerirá ayuda del FROB en caso de materializarse. La entidad vasca, por el contrario, cedió un 0,6 por ciento.

Además, Banco Santander repuntó un 7,17 por ciento, seguido de Banco Popular (+6,48%), Acciona (+5,75%), Banesto (+5,58%), BBVA (+4,44%), Repsol YPF (+2,92%) y Telefónica (+2,02%). Mientras que en el lado negativo se colocaron Grifols (-0,49%), ArcelorMittal (-0,40%) y BME (-0,33%).

Cabe añadir, que la jornada también estuvo marcada por la volatilidad, ya que el Ibex abrió este viernes en positivo y mantuvo sus avances durante toda la mañana, aunque sobre las 15.00 horas comenzó a desacelerarse por la caída de la ventas minoristas en Estados Unidos y los descensos en Wall Street.

Con su repunte el Ibex logró remontar al cierre de la jornada, marcar un nuevo máximo anual y superar al resto de plazas europeas, cuyos repuntes lideró Milán (+1,3%), seguido de París (+1,11%) y Lisboa (+0,79%). Por el contrario, Francfort perdió un 0,14 por ciento. En el mercado de divisas, el euro mantuvo posiciones frente al dólar, y al cierre de la sesión bursátil de este viernes el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,2072 unidades.

Con la subida de este viernes, el parqué madrileño cerró la semana con una subida del 7,14 por ciento, la mayor desde julio de 2009, gracias a las buenas perspectivas macroeconómicas, a una mayor estabilidad de la deuda y a la reestructuración de la banca, que se anotó las mayores ganancias semanales.

El Ibex comenzó la semana en niveles mínimos de los últimos meses (por debajo de los 8.800 puntos) arrastrado por la incertidumbre sobre la economía internacional, que reavivó la situación de Reino Unido después de que el primer ministro británico, David Cameron, acusase al anterior Gobierno de "negarse a publicar información" sobre los intereses de la deuda que el país debe pagar.

Además, la prima de riesgo de la deuda española continuó marcando niveles máximos, hasta situarse por encima de los 200 puntos básicos, a pesar de que el Banco Central de Rusia aseguró que el riesgo de impago de España es casi nulo. Sin embargo, a mitad de semana, las palabras del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, sobre el "camino de expansión" que mantendrá la economía del país este año y el próximo, devolvieron el optimismo a los inversores.

Asimismo, cabe destacar que en concreto el jueves, la buena acogida de la subasta de bonos del Tesoro Público español; el mantenimiento de los tipos de interés en el 1 por ciento, pese a los rumores que apuntaban a una posible rebaja; la revisión al alza de expectativas de crecimiento del PIB en 2010 en la eurozona y que el BCE continúe celebrando subastas de liquidez, impulsaron al Ibex hasta superar de nuevo los 9.000 puntos.

Ante estas cifras, los expertos de Renta 4 aseguraron que el selectivo español ha iniciado la senda de la recuperación y que, a pesar de que registra una fuerte caída anual, se ha alejado de la zona de mínimos y subrayaron que a no ser que España se enfrente de nuevo a problemas serios, como las dificultades para colocar su deuda, no registrará grandes caídas.

Sin embargo, los analistas de Selftrade señalan que la reforma laboral y la reestructuración financiera que aún deben perfilarse continuarán pesando en el Ibex, que podría volver a registrar fuertes jornadas de descensos.

Etiquetas