Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CASTIGO DE LOS MERCADOS

La Bolsa española cae un 7% esta semana

En la semana, la caída se eleva hasta el 7%, la mayor desde el pasado mes de mayo, cuando retrocedió un 14% tras el rescate de Grecia.

La incertidumbre sobre el posible rescate de Portugal y un nuevo máximo histórico de la prima de riesgo ha llevado al parqué madrileño ha cerrar la sesión de este viernes con una caída del 1,8 por ciento, que ha situado al Ibex 35 en la cota de los 9.547,2 puntos, el nivel más bajo desde el pasado mes de julio. A nivel semanal, la caída se eleva al 7,05 por ciento, la mayor desde el pasado mes de mayo, cuando retrocedió un catorce por ciento tras el rescate de Grecia. En cuanto a la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes prosigue su escalada ante la incertidumbre sobre la situación financiera de Portugal y España hasta marcar un nuevo récord, desde la introducción del euro, de 265 puntos básicos.

Al cierre de la sesión de este viernes, el selectivo moderó su caída, ya que superó el dos por ciento durante buena parte del día en el parqué madrileño y llegó a cotizar en el nivel de los 9.400 puntos.

La jornada comenzó marcada por noticias sobre la posible presión de la eurozona y del Banco Central Europeo (BCE) para que Portugal acepte un rescate, igual que Irlanda, pero los diversos mensajes lanzados durante la mañana sobre la estabilidad de Portugal y España lograron calmar los mercados.

El Gobierno de Portugal ha negado la información publicada por el 'Financial Times Deutschland' acerca de las presiones que habría recibido por parte de la mayoría de los países de la eurozona y del propio BCE, mientras que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, descartó "absolutamente" que España necesite un plan de rescate.

Además, el Banco de España convocará en los próximos días a las asociaciones bancarias, a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) para diseñar los formatos en los que exigirá más información sobre la exposición inmobiliaria y de deuda a las entidades financieras.

En lo que respecta a la prima de riesgo, ante la incertidumbre sobre la situación financiera de Portugal y España, se ha establecido para los bonos españoles a diez años un nuevo máximo histórico que ha alcanzado los 265 puntos básicos.

No obstante, al cumplirse la primera hora de negociación en las bolsas europeas la presión sobre los bonos españoles registraba un ligero alivio al caer el diferencial a 259 puntos básicos al ofrecer un rendimiento del 5,27 por ciento frente al 2,68 por ciento de los bonos alemanes.

El diferencial de los bonos lusos a diez años también registraba fuertes avances y llegaba a 464 puntos básicos respecto al 'bund', mientras que en el caso de Irlanda la prima de riesgo subía a 652 puntos básicos y en el de Grecia llega a 934 puntos básicos.

Cierre en negativo

Los mayores descensos este viernes fueron para Ebro Foods (-4,04 por ciento), Banco Santander (-3,68 por ciento), Abengoa (-3,12 por ciento), OHL (-3,03 por ciento), Inditex (-2,77 por ciento), Banco Popular (-2,65 por ciento), Banesto (-2,42 por ciento), BBVA (-2,39 por ciento), Bankinter (-2,2 por ciento), Telefónica (-1,19 por ciento), Banco Sabadell (-0,78 por ciento) y Repsol YPF (-0,5 por ciento). En el lado positivo se situaron Gamesa y Telecinco (+1,30 por ciento), Abertis (+1,1 por ciento), REE (+0,61 por ciento), Endesa (+0,11 por ciento) y Grifols (+0,01 por ciento).

En Europa, los principales indicadores también cerraron en negativo, aunque con caída más moderadas que Madrid, incluso que Portugal, que perdió un 0,61 por ciento. Por su parte, París cayó un 0,84 por ciento, por delante de Londres (-0,53 por ciento) y Francfort (-0,45 por ciento).

En el mercado de divisas, el euro cede posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas ha quedado fijado en 1,3233 unidades.

Caída semanal

En los últimos cinco días, el parqué madrileño se ha desplomado un 7,05 por ciento y se ha hundido más de 700 puntos, lo que ha convertido a la última semana de noviembre en la peor desde la semana del tres al siete de mayo, cuando el Ibex cedió un catorce por ciento como consecuencia del rescate de Grecia. De este modo, el selectivo acumula ya un retroceso mensual del 11,7 por ciento y del 20 por ciento en lo que va de año.

Esta semana, el posible rescate de Portugal, después de que la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) tuvieran que socorrer a Irlanda, ha vuelto a sembrar el pánico en el mercado español, que ha descontado no sólo los efectos de este posible rescate, sino también la posibilidad de que España sea el siguiente país en la lista.

Los expertos consultados por Europa Press aseguran que la exposición podría situarse entre 60.000 y 75.000 millones de euros. Sin embargo, los analistas también destacan que el sector financiero español es, además, el objeto de la especulación.

A su juicio, los movimientos que están afectando al mercado español giran en torno a tres factores: posiciones cortas en los valores bancarios de los países con dudas (especialmente Santander y BBVA por su gran liquidez); compra de CDS de los bonos problemáticos y venta de futuros de esos mismos bonos.

Los expertos insisten en que estas tres acciones contribuyen al pánico, que es recogido por los inversores convencionales, deshacen posiciones y agravan el castigo del mercado. De esta manera, se amplían los 'spreads' de deuda, que acercan a los países al rescate al impedir una financiación sostenible.

Descensos

El mayor descenso en el sector financiero correspondió a Banco Santander (-11,7 por ciento), BBVA (-8,54 por ciento), Bankinter (-8,18 por ciento), Banesto (-8,08 por ciento), Banco Popular (-5,32 por ciento) y Banco Sabadell (-5,18 por ciento).

Sin embargo, el mercado espera que si los países de la UE realizan a principios de 2011 una nueva ronda de test de estrés con una "metodología mejorada", la banca española pueda recuperar la confianza.

La semana también ha dejado noticias corporativas, entre ellas, ACS ha puesto a la venta toda su cartera de activos de energías renovables y Ebro Foods ha anunciado la compra de la división arrocera de SOS Corporación Alimentaria por un importe de 195 millones de euros. ACS cedió un 5,32 por ciento y Ebro Foods, un 0,64 por ciento.

Entre los mayores descensos también se situaron Telecinco (-15,37 por ciento), Abengoa (-9,08 por ciento), Mapfre (-8,04 por ciento), Iberdrola (-7,95 por ciento), OHL (-7,13 por ciento) y Endesa (-7,11 por ciento). Telefónica, por su parte, cedió un 6,43 por ciento y Repsol YPF, un 5,04 por ciento. La semana ha terminado con sólo dos valores en positivo: Iberia (+1,16 por ciento) y Técnicas Reunidas (+0,07 por ciento).

Pánico en los mercados

Desde el inicio de la crisis, el Ibex ha vivido varios momentos de pánico, pero registró la mayor caída semanal tras la quiebra de Lehman Brothers (-21,2 por ciento).

En lo que va de año, el momento más crítico lo vivió en mayo, pero en junio el Ibex volvió a vivir una 'semana negra' cuando el Gobierno de Hungría confirmó que el anterior Ejecutivo había falseado las cuentas, lo que abría de nuevo la posibilidad de sufrir una crisis 'a la griega'.

La crisis del mercado de deuda ha protagonizado numerosos episodios de pánico en 2010, pero nunca, hasta hora, había cobrado tanta fuerza la posibilidad de que España sea rescatada.

Los expertos rechazan esta posibilidad, así como que, en un hipotético caso, se recurra a la ampliación del fondo europeo, dotado con 750.000 millones de euros, y apuntan a una compra de bonos por parte del BCE o emisiones de deuda pública con aval como solución.

Etiquetas