Despliega el menú
Economía

MÁS TENSIÓN SOBRE ESPAÑA

La incertidumbre en Italia y Grecia vuelve a castigar a España

La prima de riesgo española alcanzó los 432 puntos básicos y al cierre de la Bolsa, la rentabilidad del bono español a diez años se situaba en el 6,052 %.

Comparecencia de Mario Monti
Monti acepta el encargo de gobernar italia y espera sanear la situación financiera
EFE

La Bolsa española bajó este lunes el 2,15 % y perdió los 8.400 puntos, afectada por las tensiones de los mercados de deuda soberana, que han llevado a la prima de riesgo española a registrar un nuevo máximo desde la creación del euro, 432 puntos básicos.

La rentabilidad del bono español a diez años superaba por primera vez desde principios de agosto el 6 % y al cierre del mercado nacional se situaba en el 6,052 %.

En el mercado de renta variable, el principal selectivo de la Bolsa española, el IBEX 35, bajó 183,90 puntos, el 2,15 %, con lo que se situó en los 8.372,20 puntos.

En lo que va de año, el IBEX ha perdido el 15,08 %.

Al igual que el resto de sus homólogas europeas, la Bolsa española comenzó la sesión en positivo, después de que el sábado Silvio Berlusconi presentara su dimisión como primer ministro de Italia tras aprobarse la Ley de Presupuestos del Estado, y tal y como había prometido.

No obstante, la euforia duraba poco entre los inversores como consecuencia de las dificultades que tenía Italia para colocar deuda en el mercado.

Y es que aunque el Tesoro italiano consiguió colocar 3.000 millones de euros en bonos a cinco años, tuvo que elevar el interés hasta el 6,29 %, un máximo desde 1997.

La subasta celebrada este lunesera la primera desde la dimisión de Berlusconi y la designación como primer ministro de Mario Monti, quien ha comenzado la ronda de consultas con los partidos políticos y los sindicatos para formar el nuevo Ejecutivo, que debe empezar a realizar reformas como pide el mercado.

La poco positiva subasta italiana propició que la prima de riesgo del país subiera hasta los 491 puntos básicos -datos a cierre de la Bolsa española- desde los 460 que marcaba al inicio de la sesión.

Aparte de Italia, los mercados siguieron con incertidumbre la situación política de Grecia, cuyo nuevo primer ministro, el exvicepresidente del Banco Central Europeo, Lukás Papadimos, iniciaba su gestión al frente del nuevo gobierno de unidad nacional.

Dicho gobierno deberá adoptar en los próximos cien días las medidas de austeridad necesarias para que Grecia siga recibiendo ayuda internacional.

En medio de estas nuevas tensiones del mercado, el Tesoro español espera colocar esta semana hasta 7.500 millones de euros en letras y bonos.

Unas subastas en la que previsiblemente el Tesoro tendrá que elevar la rentabilidad, tal y como prevén los analistas de Ahorro Corporación, quienes creen que los mercados mantienen la incertidumbre a la espera de que Alemania marqué en los próximos días la pauta que debe seguir Europa.

Además, indicaron, los mercados muestran cautela ante las nuevas emisiones de España y Francia.

Dentro del IBEX 35, todos los grandes valores cerraron en negativo, ya que BBVA, que según publica hoy la prensa económica ha creado una unidad inmobiliaria con 30.000 millones de activo, bajó el 3,24 % y el Santander, el 2,70 %.

Telefónica cayó el 2,29 %; Iberdrola, el 2,08 % y Repsol YPF, el 2,04 %.

Las mayores caídas del IBEX correspondieron a Indra, el 4,33 % y ACS, el 3,39 %, mientras que IAG fue la que menos bajó, el 0,17 %.

En el mercado continuo, Clínica Baviera destacó al caer el 6,54 %, y el Banco de Valencia al subir el 7,89 %.

Etiquetas