Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LA BOLSA

La bolsa cae el 0,55% en una sesión de gran volatilidad

La bolsa española bajó el 0,55 por ciento en una sesión de gran volatilidad, afectada por la caída de los grandes valores del mercado español y por el retroceso de la mayoría de las plazas internacionales.

Así, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, perdió 45,80 puntos, equivalentes al 0,55 por ciento, hasta 8.230,70 puntos, lo que elevó sus pérdidas al 10,50 por ciento en lo que va de año.

En Europa, con el euro a 1,28 dólares, Milán caía el 1,89 por ciento poco antes del cierre; Londres, el 0,77 por ciento, y París, el 0,67 por ciento; mientras que Fráncfort subía el 0,50 por ciento y el índice Euro Stoxx 50 se dejaba el 0,56 por ciento.

La caída del 4 por ciento de Wall Street en la sesión anterior, afectada por las pérdidas de los bancos e ignorante del esperanzador discurso del nuevo presidente estadounidense, Barack Obama, condicionaba la apertura a la baja del mercado nacional, en torno al 1 por ciento, hasta 8.200 puntos.

El mercado era presionado por las ventas de acciones de las entidades financieras: se pedía la nacionalización de Lloyds y Royal Bank of Scotland; Hypo solicitaba 12.000 millones de euros de ayudas estatales y se conocían noticias sobre las pérdidas que registrará Credit Suisse en 2008 o las necesidades de capital de Barclays.

Mientras Alemania anunciaba que este año su economía caerá el 2,25 por ciento y el desempleo en el Reino Unido crecía una centésima, del 3,5 al 3,6 por ciento el mes pasado, se anunciaban despidos en Ericsson y BHP, y la bolsa perdía el nivel de 8.100 puntos con un retroceso superior al 2,5 por ciento.

Las previsiones de Societe Generale, que ganará 2.000 millones o las cuentas presentadas anoche por IBM, con un aumento del beneficio del 18 por ciento, no podían frenar la tendencia a la baja de la bolsa.

Sin embargo, la subida de los bancos estadounidenses tras el castigo reciente, a lo que contribuía el anuncio del próximo pago de dividendo de Citigroup o la buena acogida dada a los resultados de Northern Trust, y el avance de IBM permitían que Wall Street ganara cerca del 2 por ciento poco después de la apertura.

Así, la bolsa española abandonaba las pérdidas y se aproximaba a 8.400 puntos, pero el retroceso al final de la sesión del mercado neoyorquino, que no lograba decidirse entre las ganancias y las pérdidas, sentenciaban una nueva jornada a la baja, con el petróleo Brent a 43,5 dólares por barril y el euro a 1,29 dólares.

Al final de la sesión en España Wall Street subía el 0,62 por ciento, pero ya era demasiado tarde para el mercado español.

De los grandes valores, sólo se salvó el Santander, que subió el 0,37 por ciento.

En cuanto al resto, BBVA perdió el 1,95 por ciento; Iberdrola, el 1,48 por ciento; Telefónica, el 1,07 por ciento, y Repsol, el 0,51 por ciento.

Endesa lideró las pérdidas del Ibex con una caída del 8,66 por ciento, seguida de Telecinco, que bajó el 7,56 por ciento perjudicada por un informe negativo de una entidad financiera, y de Sacyr, que se dejó el 6,50 por ciento.

Bankinter comandó las ganancias del Ibex en la víspera de su presentación de resultados, con un avance del 5,20 por ciento; seguida de Indra, que se revalorizó el 4,51 por ciento tras anunciar que había conseguido un contrato en India.

En el mercado continuo destacaron los descensos de Endesa, que perdió el 25,40 por ciento y de Natra, con el 8,47 por ciento; mientras que las mayores subidas correspondieron a las inmobiliarias Colonial y Urbas, con el 6,67 y el 6,25 por ciento, respectivamente.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo subía dos centésimas y se situaba en el 4,22 por ciento, mientras que el efectivo negociado en el mercado continuo se elevaba a 3.321 millones.

Etiquetas