Despliega el menú
Economía

LA CRISIS ECONÓMICA

La CE aprobará mañana el plan de ajuste español

Bruselas pedirá que se preparen medidas adicionales para aplicar de 2011 en adelante.

Las medidas adoptadas por el Gobierno español para reducir el déficit presupuestario satisfacen a la Comisión europea, que así lo anunciará mañana martes, cuando haga pública su evaluación del plan español.

España ha adoptado medidas contra los desequilibrios presupuestarios en dos ocasiones este año. La primera y más general aparece contemplada en el Programa de Estabilidad revisado, que Madrid presentó a las autoridades comunitarias en enero, y que recibió el visto bueno poco después. Contempla, como objetivo central, dejar el déficit fiscal en el 3% del PIB en 2013, como le exige la Comisión europea.

Esos planteamientos fueron considerados insuficientes pocas semanas después de aceptados por Bruselas. A comienzos de mayo, cuando los mercados de capitales dudaban abiertamente de la capacidad de España y Portugal además de Grecia, para equilibrar sus cuentas públicas y satisfacer los compromisos del Pacto de Estabilidad, los líderes de la Eurozona acordaron crear un Fondo de Estabilización del euro por importe de 750.000 millones, para atender a las necesidades de financiación de los socios del euro en dificultades.

A España y Portugal, cuyas finanzas públicas presentaban mayores debilidades, el Eurogrupo les reclamó esfuerzos adicionales de contención del déficit. Fruto de estas demandas fueron los recortes españoles de 15.000 millones en 2010 y 2011, que han entrañado, de momento, disminuciones de un 5% como media en el salario de los empleados públicos, la congelación de las pensiones el próximo año, y el retraso en la aplicación de ciertos beneficios asistenciales.

La idoneidad de estas últimas medidas en relación con los objetivos de reducción del déficit es lo que la Comisión considerará mañana "adecuadas" y "suficientes". Bruselas advertirá, sin embargo, que será necesario tener otras medidas preparadas si hay que hacer más sacrificios. Estas medidas adicionales -no detaladas aún- no son descartadas por el Gobierno. La vicepresidenta Salgado decía el martes en Luxemburgo que "el objetivo es alcanzar el 3% de déficit fiscal en 2013, y para lograrlo se hará lo necesario".

Etiquetas