Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CAJAS DE AHORROS

Pemán se perfila como presidente de la CAI

El secretario del Consejo de la CAI parece el mejor posicionado pasa sustituir a Antonio aznar en el cargo.

Juan Pemán Gavín.
Pemán se perfila como presidente de la CAI

Antonio Aznar apura sus últimas horas como presidente de Caja Inmaculada (CAI) con la satisfacción de haber dado el callo cuando se le pidió. Catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza, llegó al máximo cargo de representación de la segunda caja de ahorros aragonesa en mayo de 2008 y de carambola. Un tenso Consejo de Administración que se saldó con la dimisión de Rafael Alcázar Crevillén le llevó a un puesto que él nunca pensó ejercer, pero puso todo de su parte para dar a la entidad la calma que necesitaba. Su perfil, el de un profesor que no quiere hacer ruido, partidario del diálogo y amante del trabajo, también vino bien después, en otro momento crítico en la CAI, tras el fulminante cese de Tomás García Montes como director general, unos días antes de la Navidad pasada. Aznar dejará el sillón presidencial este domingo, día 30, y es favorito para sucederle otro catedrático: Juan Pemán Gavín, titular de Derecho Administrativo de la Universidad de Lérida.

Aseguró Aznar el pasado jueves, en la inauguración de una residencia de ancianos en Zaragoza, que Pemán es un candidato idóneo para sucederle. Su perfil, dijo, es "muy adecuado", tanto por su experiencia en la caja (es secretario general del Consejo de Administración) como por su formación jurídica "estupenda". El aún presidente de la entidad de ahorro, que no procedía de la entidad fundadora, Acción Social Católica, recordó incluso que Pemán fue su alumno. Un alumno aventajado que obtuvo plaza en la vecina provincia catalana de Lérida, aunque mantiene su residencia en Zaragoza.

Experto en Administraciones

Casado y padre de cuatro hijos, miembro de una familia de profesionales aragoneses muy bien asentados en la ciudad, Juan Pemán es un hombre de corte discreto a quien le gusta pasar desapercibido. Es un prolífico escritor de libros y artículos en revistas especializadas que reflejan el amplio conocimiento que tiene de la Administración, particularme en temas sanitarios. El sistema español en esta materia, los derechos de los pacientes, la asistencia social en el país... El secretario del Consejo de la CAI -puesto que desempeña desde 2006, tras sustituir en el mismo a Alcázar Crevillén, nombrado entonces presidente- sabe de lo suyo, pero ha tenido que ponerse al día en cuestiones financieras. El Banco de España, por ejemplo, ya no es solo un ente supervisor que todos situamos en Madrid y que gestiona Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Sus responsables han sido sus interlocutores cuando él ha tenido que unirse a la representación de la CAI.

Pemán Gavín llega a la recta final del proceso que culminará con la elección de presidente en Caja Inmaculada después de que en los últimos meses sonaran también otros nombres. Eduardo Ruiz de Termiño, presidente de la Comisión de Control de la entidad desde 2008, ha sido su compañero de quinielas más habitual, un hombre muy conocido en Zaragoza por haber sido el director general de Construcción de Expoagua y porque hoy se encarga de la reconversión de los pabellones de la muestra en un parque empresarial. Otros nombres mencionados como posibles sustitutos de Aznar han sido los de José Manuel Pardo y Ramón Alfonso, aunque con muy poca insistencia.

Al nuevo presidente de Caja Inmaculada le tocará vivir en el cargo momentos que se prevén históricos. El mandato del Banco de España de apostar por operaciones de concentración afecta directamente a esta entidad aragonesa, cuyo tamaño la convierte en firme candidata a participar en alguna fusión. De momento, y así lo han recalcado tanto Antonio Aznar como Luis Miguel Carrasco, director general, la primera opción de CAI es seguir en solitario. Con ese afán se trabaja en la caja, aunque sus responsables no han dejado de realizar contactos con entidades diversas. Caja Rioja y Caja Insular de Canarias. Cajas catalanas. Banca Cívica. Cajacírculo, entidad de Burgos que encajaría con su forma de trabajar y sus características. El escenario está aún muy abierto.

Etiquetas