Despliega el menú
Economía
Suscríbete

agricultura

José Manuel Penella, nuevo líder de UAGA

El agricultor oscense fue elegido ayer secretario general para los próximos cuatro añosPor primera vez en la historia del sindicato, una mujer entra a formar parte de la Ejecutiva.

Tras su elección, José Manuel Penella -zquierda- se fundió en un abrazo con Javier Sánchez.
José Manuel Penella, nuevo líder de UAGA
JOSé MIGUEL MARCO

José Manuel Penella, agricultor de 44 años y natural de la localidad oscense de Alberuela de Tubo, será el encargado de llevar las riendas de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA) hasta 2014. Lo decidieron ayer los delegados de la organización agraria en una abarrotada Asamblea General en la que Penella consiguió 340 votos frente a las 249 papeletas que obtuvo Herminio Sancho, ganadero de ovino turolense que también se presentaba al cargo.

Tras la elección y, por si había dudas o para acallar rumores, tanto el ganador como su oponente comenzaron sus intervenciones dejando claro que en el sindicato agrario mayoritario en Aragón no hay división y que la existencia de dos candidaturas era un ejemplo más de democracia, responsabilidad y participación. Lo dijo primero Sancho. "Quiero dejar claro que vamos a empujar desde donde estemos, que nadie crea que hay dos UAGA, hay una sola", destacó el turolense. Y lo ratificó después el nuevo secretario general. "Vamos a contar con todos. Que nadie piense que aquí ha sucedido algo. Y si había carroñeros que vayan a buscar la carroña a otra parte porque aquí no la van a encontrar", aseguró.

Penella sustituye a Javier Sánchez, que ha ocupado el cargo durante los últimos once años y que se despidió ayer de su responsabilidad en la organización con emoción, con alguna lágrima, fuertes aplausos y numerosos elogios, lanzados tanto por sus propios compañeros, como por los representantes de los partidos políticos, por el consejero de Agricultura aragonés, Gonzalo Arguilé, el presidente de las cooperativas, Fernando Marcén, o el secretario general de COAG -organización nacional en la que está integrada UAGA-, Miguel López.

Gran conocedor del sindicalismo agrario, el nuevo secretario general de UAGA es consciente de que no son fáciles los tiempos en los que le toca dirigir la organización. A la crisis económica que salpica también al sector agrario se une la complicada situación que vive el campo, en el que, dice UAGA, no hay cultivo o ganadería que escape de la inviabilidad que supone trabajar con unos costes de producción por las nubes y unos precios por los suelos.

El desafío de la PAC

Penella sabe también que uno de los retos al frente de la organización será defender una reforma de la PAC -ahora en debate- justa y bien dotada presupuestaria. "No podemos perder el tiempo, tenemos mucho trabajo", reconoció Penella, que insistió en que tanto la nueva ejecutiva como la coordinadora del sindicato mirarán con lupa todos los documentos e informes que procedan de Bruselas. Porque lo que más le preocupa al ahora máximo responsable de UAGA no es solo "el cheque de las ayudas", sino que la PAC "establezca medidas de mercado, hable de precios, de controles en las fronteras o prioridad comunitaria para los productos de la UE".

Junto con Penella, la XIII Asamblea General de UAGA eligió a su nueva Ejecutiva. No hubo sorpresas en Huesca ni en Teruel. En ambas provincias había dos candidatos y los dos formarán parte de este órgano. Por Huesca lo hará David Solano (que además será el secretario provincial al ser el más votado) e Isabel Lisa, que se convierte así en la primera mujer que forma parte de la Ejecutiva de UAGA. Lisa, viticultora y ganadera de porcino del Somontano, puede presumir también de otro récord: es, con 29 años, la integrante más joven de la Ejecutiva, en la que también estarán los dos candidatos de Teruel, Bernando Funes (secretario provincial) y Roberto Sanz.

De los cuatro candidatos de Zaragoza, José Luis Lasheras, Juan Carlos Planas, Javier Lázaro y Mariano Urieta, solo los dos primeros formaran parte de la Ejecutiva. Lasheras continuará al frente de la secretaría provincial.

Un millar de participantes

En una asamblea multitudinaria, a la que asistieron un millar de personas entre delegados e invitados, UAGA debatió y aprobó las ponencias de Política Agraria, Desarrollo Rural y Medio Ambiente así como la de Organización Interna, y dio el visto bueno al informe de actividad sindical.

En ella participaron además representantes de los partidos políticos en Aragón, el máximo responsable de Cooperativas Agroalimentarias, Fernando Marcén, así como los responsables de las Uniones de Murcia, La Rioja, Castilla y León, Cataluña, y Valencia -todas ellas integradas en COAG- que aprovecharon la clausura del acto para dar la bienvenida y mucho ánimo al nuevo líder y su equipo, y despedir, con cariño y hasta nostalgia, a los que se dejaban sus responsabilidades en los órganos de gobierno de la organización agraria, especialmente a Javier Sánchez.

Nostalgia es la que puso también en su intervención el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, que recordó sus orígenes sindicalistas - fue secretario general de UAGA- y ensalzó el papel de la organización agraria a lo largo de sus más de tres décadas de historia. "Es una joya, pulida por la contribución de sus agricultores y ganaderos y por sus técnicos", destacó. El consejero aprovechó el nutrido auditorio para expresar sus "dudas e inquietudes" ante la nueva reforma de la PAC que prepara la Comisión Europea y destacar su desacuerdo con la posible desaparición de los derechos de producción de los agricultores.

Pero sin duda el que mayores ovaciones y sonrisas arrancó fue el secretario general de COAG, el andaluz Miguel López. Con un gran sentido del humor y mucha ironía, pero con vehemencia y dejando claro las dificultades con las que tienen que lidiar todos los días los profesionales del sector, López repartió críticas. Se las lanzó a los políticos tanto a los Bruselas como a los de Madrid o de las comunidades autónomas.

Y fue especialmente crítico con las grandes cadenas alimentarias de distribución con las que la organización libra una dura batalla por los diferenciales de precios y las presiones a las que someten a los productores. López advirtió: "No vamos a aguantar más. Ya es hora de decirles: 'tu me pagas la leche o yo le meto una patada al lineal del queso'".

Etiquetas