Despliega el menú
Economía
Suscríbete

BOLSA

Jornada eufórica en la bolsa española

El Ibex 35 registra su mayor subida desde el rescate de Grecia en mayo, un 5,4%. Portugal sale airosa de su examen ante los mercados.

La Bolsa de Madrid
Jornada eufórica en la bolsa española
JUAN M. ESPINOSA/EFE

La bolsa española vivió ayer una insólita jornada de euforia, con una ganancia del 5,4% que es la más elevada desde que, en el pasado mes de mayo, se llevó a cabo el rescate griego. También se relajó la presión de los especuladores sobre la prima de riesgo de España -que descendió hasta el entorno de los 245 puntos- y la de otros países vulnerables. La colocación de deuda que tiene previsto realizar hoy el Tesoro se produce en un clima más tranquilo. Portugal, principal causante de las recientes incertidumbres, superó con éxito la primera emisión del año en los mercados. Pero los parqués celebraron por todo lo alto, sobre todo, la confirmación del proyecto europeo de ampliar y flexibilizar el fondo de estabilización europeo -de manera que pueda comprar directamente bonos en el mercado- y hasta el crecimiento récord que Alemania registró el pasado año.

Por todas estas razones, los inversores se lanzaron a adquirir acciones, en una actividad frenética de la que se beneficiaron, sobre todo, los títulos bancarios, gracias al cierre de las posiciones cortas, o apuestas bajistas contra estos valores. Los mayores avances de la sesión los protagonizaron BBVA, con alza del 9,89%; Santander, con una subida del 9,56%; Bankinter, que se apreció el 9,84%; y Sabadell, con un incremento del 9,06%.

La revalorización que llevó al Ibex 35 por encima de los 10.100 puntos, y a compensar todas las pérdidas acumuladas en el año, estuvo por encima del alza registrada por el principal índice griego, que subió el 5%, o del indicador italiano, que registró un avance del 3,8%. El mercado de valores portugués registró una mejora bastante más modesta, del 2,4%, aún con todo superior a la expansión del 2,1% del Cac francés, del 1,8% del Dax alemán y del 0,61% del Footsie londinense.

Por debajo del 7%

Portugal logró colocar ayer 1.249 millones de euros en deuda pública a tres y diez años a unos tipos de interés que, si bien presentan un aumento del 33% respecto a la subasta precedente en los títulos de menor plazo, se limitaron al 6,716% -una décima menos- en las obligaciones de vencimiento más largo. Situarse por debajo del 7%, y conquistar una demanda tres veces superior a la oferta fueron los dos rasgos que permitieron a los analistas considerar la subasta "un éxito" en el marco de incertidumbres que rodeó la puja.

El país "está en condiciones de acudir (a financiarse) en los mercados, porque hay una demanda y se obtienen tipos de interés que son aceptables, incluso favorables visto el contexto", declaró un aliviado ministro de Finanzas luso, Fernando Teixeira dos Santos.

"Esta es una prueba de que el recurso a una ayuda externa no es necesario", reafirmó, ante la presión de los últimos días para que el gobierno portugués acepte solicitar una ayuda externa, tal como lo hicieron Grecia e Irlanda.

Por su parte, el primer ministro José Sócrates, de visita en Alemania, estimó que el mercado había "mostrado su confianza gracias a los buenos resultados" anunciados la víspera por Portugal en materia de reducción del déficit. Los analistas enfriaron estos comentarios al recordar que "habrá otras pruebas, porque aún queda mucha deuda por colocar en las próximas semanas".

Tras los relativamente favorables resultados de las incursiones en el mercado de Grecia -que obtuvo 1.950 millones a seis meses a un interés del 4,9%- y de Portugal, le toca la vez a España, que pone a prueba hoy la confianza de los inversores mediante una emisión -con la que estrena el año- que se situará entre 2.000 y 3.000 millones de euros en bonos a cinco años. En la anterior puja por títulos de este plazo, celebrada el pasado 4 de noviembre, el Tesoro pagó un interés marginal del 3,601%.

Otra pista del 'mejor clima' que se respira en los mercados es el descenso del coste de los seguros de impago, que en el caso de España se situó en 350 puntos básicos.

Etiquetas