Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PARA CAPEAR SU CRISIS DE DEUDA

La CE admite que la situación de Irlanda es "grave"

Resalta que ni Dublín ni Lisboa han pedido ayuda financiera y señala que España está haciendo frente a sus problemas con seriedad. El Departamento de Finanzas irlandés asegura que ha habido "contactos con colegas internacionales" pero "aún se no ha solicitado ayuda".

Una sucursal del banco de Irlanda en Londres
La CE admite que la situación de Irlanda es "grave" y que hay "preocupación" por estabilidad de la eurozona
EFE

La Comisión Europea ha admitido que la situación de las cuentas públicas de Irlanda es "grave" y que existe "preocupación" entre los Estados miembros sobre la estabilidad de la eurozona en su conjunto pero ha reiterado que ni el Gobierno de Dublín ni Portugal, que también está siendo atacado por los mercados, han pedido asistencia financiera del fondo de rescate de 750.000 millones de euros.

"Las autoridades irlandesas no han hecho ninguna petición de asistencia financiera. La deuda pública irlandesa está plenamente financiada hasta verano de 2011. No hay necesidad inminente en esa área", ha resaltado el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj. "Para Portugal lo mismo, no hay ninguna petición", ha insistido al ser preguntado por la posibilidad de un rescate conjunto de ambos países.

"Está claro que hay tensiones en los mercados. Está claro que la situación de las cuentas públicas irlandesas es grave", ha afirmado el portavoz, que ha reconocido además que "que hay preocupaciones en la eurozona sobre la estabilidad financiera de la eurozona en su conjunto" y que el Ejecutivo comunitario se mantiene en "estrecho contacto" con las autoridades irlandesas.

"Pero decir que hay fuertes presiones para obligar a Irlanda a aceptar una ayuda de este tipo creo que es una exageración", ha insistido el portavoz. La Comisión, ha proseguido, confía en la "determinación" del Gobierno de Dublín para aplicar nuevas medidas de austeridad que le permitan alcanzar el objetivo de reducir el déficit por debajo del 3% del PIB en 2014.

"Hay una clara voluntad de los socios europeos de Irlanda de apoyar los esfuerzos de las autoridades irlandesas para corregir la situación fiscal", ha explicado Altafaj. Y ha recordado que además la UE cuenta con el fondo de rescate "si se le pide y es necesario".

El portavoz ha destacado que todos los países cuestionados por los mercados están adoptando las medidas necesarias para corregir sus desequilibrios. Portugal ha aprobado un presupuesto austero para 2011 y Grecia va en la "buena dirección" pese a que la oficina estadística Eurostat ha revisado al alza su déficit de 2009 hasta el 15,4% del PIB. Altafaj ha subrayado que se trata de la primera vez en seis años que Eurostat considera fiable el dato y ha dicho que los objetivos de reducción del déficit se mantienen.

Al ser preguntado por las medidas que debe tomar España para evitar un contagio de la crisis irlandesa, el portavoz ha asegurado que el Gobierno "está haciendo frente a la situación con seriedad" porque "ha adoptado las medidas adicionales de consolidación fiscal necesarias para 2010" y reformas estructurales para corregir sus desequilibrios, entre las que ha destacado la reforma laboral.

No descarta el rescate

Irlanda no ha descartado la posibilidad de tener que recurrir a Europa en búsqueda de ayuda para capear su crisis de deuda, aunque afirmó que todavía no se había solicitado ayuda financiera de la Unión Europea (UE).

"Las cosas están sucediendo día a día", dijo el ministro de Justicia, Dermot Ahern, al programa 'The Week in Politics' de la emisora nacional RTE cuando le preguntaron si pondría su reputación en juego y diría que Dublín no solicitaría ayuda.

Por su parte, en una declaración enviada por correo electrónico, un portavoz del Departamento de Finanzas señaló que había contactos actuales con colegas internacionales "a la luz de las actuales condiciones de mercado" pero repitió que no se había solicitado ayuda.

Fuentes de la UE dijeron durante los últimos dos días que había negociaciones encaminadas sobre un posible rescate y que era improbable que Irlanda, con crecientes costos de endeudamiento, resista sin asistencia.

El bloque desea que Irlanda acepte ayuda, según indicaron fuentes, para evitar un escenario similar al visto en Grecia, donde los problemas de presupuesto de un país llevaron a toda la zona euro a una crisis.

Sin embargo, Ahern dijo que las informaciones de que Irlanda estaba en negociaciones de ayuda eran "ficción". "No hay negociaciones en marcha. Si hubiera, el Gobierno lo sabría, y no lo sabemos", indicó en un texto divulgado por RTE, y agregó que había hablado el domingo con el primer ministro Brian Cowen y con el ministro de Finanzas Brian Lenihan.

Irlanda se convertiría en el segundo país de la zona euro después de Grecia en obtener un rescate internacional, aunque anteriormente otro miembro del Gabinete dijo que Irlanda no era como Grecia, tenía fondos hasta mediados del 2011 y que no necesitaba asistencia.

"Tenemos plena confianza de que seremos capaces de manejar esta economía", dijo el ministro de Empresas, Comercio e Innovación, Batt O'Keeffe. "Ha sido una soberanía ganada muy duramente por este país y este Gobierno no va a ceder esa soberanía a nadie", apuntó.

Etiquetas