Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Limpieza

Consejos para limpiar la ducha

Se trata de una zona que puede resultar un foco fácil de infección y de nacimiento de gérmenes. Hay que limpiar todas las partes para evitarlo. 

Actualizada 08/04/2018 a las 08:46
La ducha es un foco de gérmenes e infecciones.Freepik

Existen productos de limpieza para (casi) todo, mezclas con las que dejar la casa impecable y evitar el nacimiento de cualquier foco bacteriano que ponga en peligro la salud de los que habitan en el hogar. Desde los utensilios domésticos hasta el teclado del ordenador, cada elemento que conforma una casa debe limpiarse de forma adecuada. El baño es una de las estancias donde pueden surgir los microbios 'de andar por casa'.

Colgar mal las toallas o dejar la esponja en la ducha son alguno de los hábitos que todo el mundo hace mal en el baño y que pueden ser un caldo de cultivo para las bacterias. Los siguientes consejos evitarán el nacimiento de gérmenes y la acumulación de suciedad, para que solo te preocupes de cantar en la ducha, una acción beneficiosa para la salud.

La ducha o la bañera

Para limpiarlas a fondo, hay que retirar todos los productos y accesorios que haya en este espacio, desde los geles hasta la alfombrilla. Después hay que enjuagarlas con agua caliente y utilizar un producto adecuado para limpiarlo y así darle brillo y evitar que se forme moho. Lo aconsejable es realizar una limpieza exhaustiva una vez al mes. 

La rejilla

Uno de las partes más tediosas de la ducha es la rejilla, que suele estar atascada con cabellos. Para eliminarlos, hay que usar un alambre para engancharlos y retirarlos del desagüe. Es recomendable realizar este gesto una vez a la semana. Además del cabello, también se acumula suciedad a su alrededor que puede eliminarse con bicarbonato de sodio o con una mezcla casera: 60 ml de amoniaco con agua hirviendo. Pero ojo, ten en cuenta los productos de limpieza que nunca hay que mezclar.

La mampara

Este elemento suele estar lleno de salpicaduras de agua y marcas de jabón y otros productos que se usan durante la ducha. Para eliminarlos, se puede preparar una mezcla de vinagre con agua que se pondrá en un envase con pulverizador. Después hay que rociar toda la mampara, enjuagar con abundante agua y dejar secar. 

Los azulejos

Una acción preventiva para esta parte de la ducha es, si se tiene, la ventilación. Abrir la ventana previene que se acumule la humedad en los azulejos. Para limpiarlos, hay que mezclar una taza de vinagre, media de bicarbonato, una de amoniaco y dos tazas de agua tibia. Utiliza un cepillo de dientes con esta solución para limpiar las juntas. Conviene que, previamente, se enjuaguen las paredes con agua y jabón. 

El cabezal de la ducha

Para limpiarlo hay que llenar una bolsa de plástico con vinagre blanco (la cantidad depende del tamaño del cabezal. Tiene que ser la suficiente para cubrir el extremo de esta pieza). Hay que meter el cabezal en la bolsa y cerrarla con cinta. Dejarlo reposar toda una noche y, al volver a colocarlo en la ducha, abrirlo para que se eliminen los restos del cabezal. 

- Ir al suplemento de vivienda





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo