Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AUTOMOCIÓN

Industria ferroviaria, renovables y envases, vías de diversificación para empresas del automóvil

El Clúster de Automoción de Aragón proyecta un plan para que las auxiliares trabajen en otros sectores.

La actividad en las fábricas de automóviles en el último año ha mejorado mucho respecto al ejercicio anterior, lo que ha generado más carga de trabajo a empresas de la industria auxiliar, muchas de las cuales no han tenido que utilizar los días de expediente de regulación de empleo (ERE) que habían previsto. La planta de General Motors en Figueruelas montó en enero pasado 32.827 vehículos, casi el triple de lo fabricado en el mismo mes de 2009, 11.993 unidades, según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). Pese a este pequeño 'respiro', lo vivido en esta temporada de crisis y el convencimiento de que hay que prepararse mejor ante el futuro por lo que pueda venir, el Clúster de Automoción en Aragón ha considerado oportuno elaborar un plan para la diversificación de la industria auxiliar. Un plan que ya ha identificado tres sectores en los que sus empresas pueden ampliar su actividad: la industria ferroviaria, las energías renovables y los envases y embalajes (tanto plásticos como metálicos).

El clúster y la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, en colaboración con el Fondo Tecnológico para la promoción de la I+D+i Invest in Spain, están desarrollando este plan de diversificación, cuyos resultados de la primera fase presentaron el pasado jueves en la sede de la Cámara. "El objetivo del plan es que sea práctico, que no hablemos de una diversificación que simplemente se quede en papel", señala David Romeral, gerente del clúster. "Por eso, una vez que se han identificado los sectores, entramos en la segunda fase de inmediato con análisis de posibilidades, en los que trabajaremos con centros tecnológicos, y, finalmente, en la tercera fase se trabajará con cada empresa en rutas personalizadas", explica. Estas actuaciones se prevé que se materialicen en 2010.

Las posibilidades

Con el respaldo de la consultora PriceWaterhouseCoopers y tras analizar la actividad, el grado de madurez e incluso la competencia existente en un buen número de sectores, entre otras cosas, el Clúster de Automoción identificó la industria ferroviaria, las renovables y los envases y embalajes como las vías más ideóneas para diversificar, pero no por ello ha desechado de plano otros sectores, como los bienes de equipo, la aeronáutica, la electrónica o el sector naval. "Entrar en sectores como el de la aeronáutica", indica a modo de ejemplo de esta situación David Romeral, "parecía muy atractivo y posible, pero se trata de un sector muy maduro, con planes a muy largo plazo y con muchos más competidores a los que hacer frente". El mundo de los aviones, de hecho, apareció en los estudios desde el primer momento como posible, pero no fue identificado como el más adecuado para diversificar porque en el clúster se busca que las firmas auxiliares de la automoción amplíen horizontes con menos riesgos y menos inversiones.

Familias de producción

Clave en la determinación de los sectores a los que se puede orientar la diversificación ha sido la identificación de las familias de producción a las que se dedican las empresas del sector auxiliar de automoción en Aragón. La importancia en estas de los transformados metálicos y las manufacturas plásticas ha sido capital, si bien también se ha contabilizado el impacto en la empresa de la producción de poliuretano, caucho o vidrio, la formulación de productos químicos y adhesivos o la realización de ciertos servicios.

Para elaborar el plan se han llevado a cabo análisis sobre cuestiones como la facilidad o dificultad de que se incorporen en un sector nuevos competidores, a pesar de las barreras de entrada existentes, así como si existe rivalidad entre empresas que ya están trabajando en lo mismo, si hay un jugador dominante o son todos del mismo tamaño, o qué poder de negociación tienen los proveedores o los clientes y la facilidad o dificultad de sustituir un producto o servicio cuando éste es más barato.

Atractivos y riesgos

El plan, asimismo, ha abordado los atractivos y los riesgos de cada sector. Entre los primeros se analizaban, entre otras cosas, las expectativas de crecimiento, la rentabilidad, el potencial de crecimiento y la capacidad de acceso y adaptación al sector por parte de la industria auxiliar de automoción. En cuanto a riesgos, el análisis se centraba en la valoración de la experiencia por parte del sector, el elevado poder de negociación del cliente, los factores de presión externos, las necesidades de capital o la rivalidad de la competencia.

Fuentes de la Cámara recalcan, en cualquier caso, que el objetivo del plan es "la localización de vías para la diversificación a otros sectores y productos a través de la incorporación de nuevas tecnologías, desde un plano estratégico primeramente y descendiendo a planes concretos para cada empresa interesada a continuación".

Etiquetas