Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AEROLÍNEAS

Iberia pierde 17 millones por las cenizas

Iberia cifró hoy en 17 millones de euros el impacto de la nube de cenizas volcánica en sus resultados operativos por la cancelación de vuelos, pérdida de reservas y diversas actuaciones para hacer frente a la 'crisis volcánica' que obligó a la aerolínea a cancelar más de 600 vuelos entre el 15 y el 21 de abril, cerca de 1.000 si se incluye a su filial Air Nostrum.

Como consecuencia del cierre del espacio aéreo en Europa, el tráfico de la aerolínea se resintió el pasado mes y cayó un 9,5%. Iberia alojó a más de 6.000 pasajeros (9.000 noches de hotel), contrató autobuses o taxis para enviar a 5.000 clientes a sus lugares de origen o destino y efectuó cambios de reserva a 40.000 personas.

El coeficiente de ocupación en abril se situó en el 79,7%, lo que supone un descenso de 3 puntos porcentuales con respecto al mismo mes del año anterior, con una caída de 5,2 puntos en las rutas de medio radio hasta el 76,3%, de 4,1 puntos en los vuelos domésticos hasta el 73% y de 2,1 puntos en las rutas de largo radio, hasta el 82,3%, según los datos publicados hoy por la aerolínea.

La compañía, que no especifica el número de pasajeros transportados, redujo el mes pasado su capacidad, medida en asientos por kilómetro ofertado (AKO) un 6,1%. No obstante, y a pesar de las alteraciones sufridas por efecto de la nube, Iberia destacó que el ingreso medio por pasajero transportado se incrementó "significativamente" y repuntó un 7,8%.

"Aunque prácticamente la totalidad de los vuelos cancelados eran de corto y medio radio, la pérdida de conexiones afectó al coeficiente de ocupación de largo radio", explicó la aerolínea, que aplicó un ajuste del 1,4% en su oferta en este segmento y registró un descenso del tráfico del 3,9%. El 'mix' de clases continuó mejorando, con un incremento del 6% en el número de pasajeros en clase 'Business Plus'.

Los vuelos en Europa fueron los más afectados por las cancelaciones. Así, la oferta se redujo un 17,4% y la demanda cayó un 23,2% situándose el factor de ocupación en el 76,4%, 5,8 puntos porcentuales por debajo del nivel alcanzado en abril de 2009.

Por contra, los vuelos a Latinoamérica registraron una tasa de ocupación del 81,3% (-2,1 puntos porcentuales), con una caída de la demanda del 3,3% y de la oferta del 0,8%, mientras que en Norteamérica el nivel de ocupación se situó en el 86,4% (-2 puntos porcentuales), con una disminución del tráfico del 6,3%. En frica y Oriente Próximo el tráfico disminuyó un 1,9% y el nivel de ocupación se situó en el 75,8% (-1,2 puntos porcentuales).

La aerolínea señaló que los descensos de actividad fueron "algo menores" si se consideran los vuelos europeos con origen o destino en Madrid-Barajas, con caídas del 14,2% y del 20,5% en la oferta y en la demanda, respectivamente.

Iberia subrayó también el impacto de la nube en los aeropuertos del Norte y Este de la Península así como en las Islas Baleares, que permanecieron cerrados varias horas durante los días 18 y 19 de abril. Esto motivó una reducción de la oferta en vuelos domésticos del 9,8%, con un descenso del 14,7% en el tráfico. El coeficiente de ocupación se situó en el 73% (-4,1 puntos porcentuales). En los vuelos entre Madrid y Barcelona el nivel de ocupación mejoró 9 puntos porcentuales, con una reducción del 16% de la oferta, pero con una "mejora notable" del ingreso unitario.

La compañía destacó el esfuerzo realizado por los empelados y la dirección de la aerolínea que hicieron "todo lo posible" por atenuar las molestias e inconvenientes que sufrieron los pasajeros como consecuencia del cierre del tráfico aéreo.

La ocupación hasta abril, en el 80,5%

En el periodo acumulado, Iberia redujo en 2,5 puntos el coeficiente de ocupación hasta abril y lo situó en el 80,5%. De enero a abril, la aerolínea recortó un 6,4% su oferta --asientos por kilómetro ofertados (AKO)--, concentrando el descenso de capacidad en las conexiones de medio radio (un 10,9% menos) y la red doméstica (7,6% menos). El mercado de largo radio registró hasta abril un recorte de la oferta del 4,3%.

Paralelamente, el tráfico de Iberia medido en términos de demanda --pasajeros por kilómetro transportados (PKT)-- descendió un 3,5%, con un retroceso del 1,4% en el segmento de largo radio y un retroceso del 6,4% en los vuelos nacionales. En el medio radio, el tráfico se recortó un 7,9%, con un retroceso del 10,3% en las conexiones europeas y un aumento del 8,3% en las rutas de frica y Oriente Próximo.

Etiquetas