Economía
Suscríbete por 1€

AVIACIÓN

Iberia aligera plantilla en los aeropuertos para afrontar la crisis

La aerolínea pierde dinero con la gestión de mostradores y maletas en Madrid, Tenerife Norte y Sur, Barcelona, Santiago, Gran Canaria y Mallorca.

Es una de las actividades vertebrales de Iberia y atraviesa tiempos complicados. Los 7.769 trabajadores del conocido como 'handling', que en realidad agrupa los servicios que la aerolínea se presta a sí misma o a otras en los aeropuertos (desde la atención en los mostradores hasta la gestión de las maletas), se enfrentan a cambios notables. La crisis no perdona y el tráfico aéreo cae a plomo. La empresa está decidida a aligerar plantilla; y lo va a hacer utilizando diversas fórmulas, algunas de ellas muy 'imaginativas'. El objetivo inicial es recortar en total 1.333 puestos de trabajo hasta 2011 de forma no traumática. Los primeros ajustes se están produciendo ya este mes.

En julio de 2006, el 'handling' español cambió para siempre.

Iberia perdió su histórica hegemonía en un proceso de liberalización sobre cuya efectividad tienen hoy serias dudas tanto la aerolínea como el resto de operadores que accedieron entonces al negocio. La apertura estaba pensada en un momento de crecimiento y beneficios en las tareas aeroportuarias que la crisis ha tornado en imposibles. Hoy, no hay negocio para todos y las cosas se han complicado bastante. Además, Aena ha otorgado a distintas compañías aéreas un gran número de licencias de 'autohandling', en un movimiento que ha disgustado bastante a quienes concurrieron al concurso público.

Como primera medida, la aerolínea ha dejado atrás la extraña palabra de 'handling', que no ofrece fiel reflejo del conjunto de actividades de la división, y ha cambiado el nombre por el de 'Iberia Airport Services'. Ya en 2008, la sección se redujo en 724 trabajadores. De estos, 200 se acogieron al ERE que la empresa tiene abierto desde 2001. Este mismo mes, según explica el director general de Aeropuertos, José Luis Freire, la compañía aspira a recortar 120 puestos de trabajo. Se trata de un ajuste temporal (con un máximo de dos años) que se realizará mediante dos vías.

La primera, que afectaría a 80 personas, se hará mediante la denominada novación de empleo estable, por la que el operario trabaja la mitad y cobra la mitad del salario más una cantidad del paro. La segunda, ideada para 40 empleados, utilizará la recolocación diferida, por la que se cobra una cantidad y al cabo de un tiempo se tiene la opción de regresar con la misma antigüedad si se devuelve el dinero o sin ella si la persona se lo queda.

Estrategia

El Plan Director 2009-2011 (la base de la estrategia de Iberia), aspira a que la división sea rentable y gane 15 millones al final del periodo; y contempla un intenso ajuste para 1.213 operarios. De éstos, 543 está previsto que se acojan al ERE; otros 310 serían traslados o bajas vegetativas, y unos 360 corresponderían a reducciones en plantilla equivalente de trabajadores temporales. A esto, el programa une mejoras de 77 millones de euros a través de incrementos de la productividad (39 millones), ingresos adicionales (24) y ahorros directos (14,5).

Para lograr estos últimos, por ejemplo, Iberia dejará de ser propietaria de los cientos de camiones, jardineras y vehículos que ruedan por las pistas para alquilarlos a un tercero. La empresa, dice Freire, también quiere ampliar su oferta y ofrecer algunos servicios innovadores y otros que hoy día presta la propia Aena.

Del mismo modo, Iberia no descarta dar el salto internacional: París parece ser el primer objetivo.

Iberia hoy pierde dinero con sus servicios aeroportuarios en 21 de los 36 aeródromos españoles en los que opera. Bien es cierto que el 'agujero' es menor cada vez. Los más deficitarios son Madrid-Barajas, Barcelona, Tenerife Norte y Sur, Santiago, Gran Canaria y Mallorca. Por el contrario, los más rentables son Asturias, Granada, Pamplona, La Coruña y Vigo. Volcada en mejorar la productividad, la empresa 'examinó' este concepto en 2008 en todos los aeropuertos: los que mejor lo hicieron fueron Asturias, Gran Canaria, Valencia, Vigo y Madrid. El reto de regresar a los 'números verdes' es complicado. Más si cabe si se tiene en cuenta que la empresa prevé aumentar los precios sólo un 1% entre 2009 y 2011 y, al tiempo, da por hecho que el número de aviones atendidos en ese periodo no crecerá más del 1%.

Etiquetas