Despliega el menú
Economía
Suscríbete

REFORMA DE LAS CAJAS

Ibercaja y CAI destacan su solvencia ante las nuevas exigencias del Ejecutivo

Las dos principales entidades financieras de la Comunidad han recordado que sus cifras de solvencia financiera son superiores al nuevo máximo exigido por el Gobierno y aseguran que no han requerido en ningún momento ayuda estatal.

Las dos principales cajas aragonesas, Ibercaja y Caja Inmaculada (CAI), han destacado su solvencia ante el anuncio que ha hecho el Gobierno de que nacionalizará las cajas o bancos que incumplan los nuevos requisitos mínimos de solvencia financiera que va a establecer.

Ibercaja recuerda que no han requerido ayuda del FROB

Fuentes de Ibercaja no han querido pronunciarse sobre los nuevos planes del Gobierno pero han recordado que no han requerido ayuda estatal a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) dada la solvencia financiera de la entidad.

Los últimos indicadores de esta entidad de ahorro revelan que el capital básico de sus activos ponderados por riesgo se sitúan en el 9,37%, por encima del 8 que prevé exigir el Gobierno a las entidades financieras.

Desde la CAI destacan la solvencia del SIP de Caja 3

Desde la CAI han rechazado, igualmente, pronunciarse sobre las medidas del Gobierno y han señalado que el nivel de solvencia del SIP (Sistema Institucional de Protección) que ha constituido con Circulo Católico, de Burgos, y Caja Badajoz les tranquiliza en relación a los planes del Ejecutivo.

El proceso de integración acometido por estas tres cajas es la única del país que no ha recurrido al FROB, y han destacado que cumple con los requisitos de capital que establece la nueva normativa bancaria Basilea III.

Las cajas aragonesas se han pronunciado sobre este asunto después de que la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, haya anunciado hoy que el Real Decreto Ley que articulará la nacionalización de las cajas de ahorros y bancos que no logren recapitalizarse con fondos privados se aprobará en febrero.

Salgado se ha mostrado confiada en poder lograr un "consenso amplio" con el resto de grupos parlamentarios para que ese Real Decreto pueda ser validado holgadamente por el Parlamento.

El Estado entrará como accionista en el capital de las cajas de ahorros y de los bancos que no cumplan los nuevos requisitos mínimos de capital, que podrán intentar alcanzar con aportaciones del mercado hasta el otoño de este año para evitar la ayuda pública

Según la vicepresidenta, las cajas que requieran la ayuda del Ejecutivo a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) tendrán que convertirse en bancos, con lo que perderán así su especial naturaleza jurídica.

El Gobierno entrará como accionista en las cajas de ahorros y en los bancos que no cumplan los nuevos requisitos mínimos de capital, que podrán intentar alcanzar hasta otoño de este año con aportaciones del mercado para evitar la ayuda pública.

La entrada del Estado en el capital será "temporal y limitada", ya que no podrá superar los cinco años, y conferirá al Ejecutivo los mismos derechos que el resto de accionistas, con lo que podrán nombrar representantes en los órganos de administración.

Además, obligará a las entidades a acometer una fuerte reestructuración organizativa, ya que las cajas (las probables receptoras de ayuda) deberán modificar sus politizados órganos de gobierno para atraer al capital privado, además de presentar un plan de viabilidad que contemple la entrada de inversores privados en sustitución del FROB.

Etiquetas