Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SISTEMA FINANCIERO

Ibercaja Banco inicia su actividad conservando la "razón de ser" de la caja

Este lunes comienza la actividad operativa de Ibercaja Banco con el objetivo de preservar las fortalezas de la caja, enriquecer su compromiso con la sociedad y cumplir los fines para los que fue creada.

Oficina central de Ibercaja en Zaragoza.
Ibercaja anuncia a la CNMV que creará un banco al que transferirá su actividad financiera
ASIER ALCORTA

Ibercaja Banco comienza este lunes funcionar de forma operativa para gestionar toda la actividad financiera de la caja, salvo la de la Obra Social, con el propósito de ganar en competitividad y rentabilidad, manteniendo la "razón de ser" de la entidad de ahorro, que será su propietaria al cien por cien.

La asamblea de la entidad aprobó el pasado 26 de julio, en una sesión extraordinaria, crear la filial bancaria con el objetivo de preservar las fortalezas de la caja, enriquecer su compromiso con la sociedad y cumplir los fines para los que fue creada.

La entidad no tiene intención de salir a bolsa a corto plazo ni dar entrada a terceros en el accionariado, al menos este año, según comentó el presidente de la caja, Amado Franco, un día después de que el consejo de administración de Ibercaja decidiera crear el banco.

Ibercaja será accionista del cien por cien de la nueva sociedad y mantendrá su identidad corporativa y filosofía como caja de ahorros, y no habrá una reestructuración laboral ni de oficinas, ni cambios en la atención a los clientes o en la participación de la caja en proyectos empresariales en Aragón mientras la entidad de ahorro mantenga el cien el cien del banco.

Para el presidente de Ibercaja, la creación de la filial bancaria era un requisito indispensable para que la caja siga siendo un referente del sistema financiero español.

"Esta decisión es la palanca para preservar las fortalezas de la caja, enriquecer nuestro compromiso con la sociedad y cumplir los fines para los que fue creada", recalcó Franco, para quien la caja ha tomado la decisión que le asegura preservar su razón de ser y cumplir con sus fines financieros y sociales en un momento en el que las cajas viven un punto de inflexión histórico en su trayectoria, una "verdadera refundación del modelo".

Franco será el máximo representante del banco y el actual director general de la caja, José Luis Aguirre, consejero delegado, mientras que se incorporará como consejero independiente el expresidente de la caja, de la CECA y de Endesa, Manuel Pizarro.

Nuevo órgano de Gobierno

El nuevo órgano de gobierno de Ibercaja Banco estará compuesto además por cinco vocales, los dos vicepresidentes, Alberto Palacio y Eugenio Nadal; el secretario del consejo de la caja, Jesús Bueno; el expresidente de Price Waterhouse Coopers España y actual consejero de Everis, Miguel Fernández de Pinedo, y por el actual director general adjunto y secretario general de Ibercaja, Jesús Barreiro, como secretario no consejero.

La segregación de activos y pasivos bancarios desde Ibercaja a Ibercaja Banco se lleva a cabo partiendo del balance de la entidad a 31 de diciembre de 2010, ejercicio en el que registró 44.988 millones de euros de activo, gestionó un volumen de actividad de 82.089 millones de euros y obtuvo un beneficio de 104 millones.

En solvencia, registró un "core capital" de 9,7% y un 10,23% de capital principal, una liquidez del 12,04% del activo y un ratio de morosidad del 3,67%, cuando la media del sistema era, en la misma fecha, del 5,81 por ciento.

Ibercaja posee 1.076 oficinas en toda España, cuenta con 4.920 empleados, es líder en sus territorios tradicionales de Aragón, La Rioja y Guadalajara y es la tercera caja de Madrid, con 195 oficinas.

Etiquetas