Despliega el menú
Economía

IMPUESTOS

Huesca, entre las ciudades con el impuesto de circulación más elevado

El impuesto de circulación alcanza diferencias de hasta un 300% entre los distintos municipios de España. La capital oscense se encuentra entre las ciudades donde más caro es el impuesto de matriculación y, por otro lado, poblaciones como La Cerollera (Teruel) son un verdadero "paraíso fiscal" por sus mínimas tasas.

Los conductores españoles pagan hasta un 300% más en el impuesto de circulación dependiendo de la localidad en la que vivan, según un estudio realizado por la organización Automovilistas Europeos Asociados (AEA). Esta situación ha hecho que miles de ellos hayan cambiado de lugar de residencia oficial para poder matricular sus vehículos en municipios con una presión fiscal menor, aunque su domicilio habitual se encuentre en otra ciudad. La organización cifra en 2.000 millones de euros la recaudación que registrarán este año los ayuntamientos en concepto de impuestos sobre los automóviles.

Un automóvil medio paga en concepto de impuesto de circulación 17,04 euros en Melilla, 61 euros en Madrid y 72,97 euros en San Sebastián, con lo que la diferencia entre el menor y el mayor gravamen alcanza el 328%.

Entre los ayuntamientos con un impuesto de circulación más elevado, además de San Sebastián, figuran Barcelona, Tarragona, Lleida, Palma, Cádiz, Castellón, Girona, Huesca y Bilbao. Por contra, los menores importes corresponden a Melilla, Ceuta, Soria, Zamora, Pamplona, Palencia, Cáceres, Huelva, Las Palmas y Cuenca.

Estas diferencias de tarifas no sólo se producen entre municipios de distintas comunidades autónomas, sino también entre poblaciones próximas dentro de una misma provincia, siempre a favor de los lugares más pequeños, con menos de 5.000 habitantes, indica el estudio. Por ejemplo, la tasa es siete veces menor en la localidad madrileña de Robledo de Chavela que en la capital, u ocho veces menor en el municipio barcelonés de Aguilar de Segarra que en la Ciudad Condal.

Respecto de las motocicletas las diferencias son aún mayores. Una motocicleta de 600 centímetros cúbicos paga en Melilla 15,15 euros. Sin embargo en San Sebastián este mismo vehículo paga 64,64 euros, es decir un 326% más caro.

Paraísos fiscales del motor

La ley permite a cada ayuntamiento fijar libremente su tarifa dentro de unos márgenes. "Y es esta facultad discrecional lo que ha dado lugar a que se creen en España verdaderos 'paraísos fiscales' en relación con el pago de este impuesto municipal", señalaron desde AEA a través de una nota de prensa.

Este es el caso de municipios como La Cerollera (Teruel), Rajadell (Barcelona), Robledo de Chavela y Moralzarzal (Madrid) y Relleu (Alicante). Se llega a dar el caso de que algunas localidades tienen una media de 120 vehículos matriculados por cada habitante.

Quienes iniciaron masivamente este éxodo hacía los llamados 'paraísos fiscales' fueron los propietarios de grandes flotas de vehículos destinados al alquiler de coches y al renting. Las cifras de matriculaciones en determinados municipios así lo demuestran.

De hecho, diez municipios españoles con una población de entre 120 y 11.000 habitantes concentran el 20% de las matriculaciones de coches de empresa de España por su privilegiado tratamiento fiscal. La localidad turolense de La Cerollera incrementó en tres habitantes su población en 2007, mientras las matriculaciones se multiplicaron por siete, pasando de 2.037 a 15.119 unidades.

AEA explica que el origen de este fenómeno de los 'paraísos fiscales' hay que buscarlo en la eliminación del indicativo provincial de las matrículas españolas, en septiembre del 2000. La alta fiscalidad que mantienen algunos ayuntamientos, como el de Barcelona o San Sebastián, ha motivado el que miles de automovilistas cambien su lugar de empadronamiento para matricular los vehículos en municipios con una menor presión fiscal, aunque no circulen realmente por ellos.

Etiquetas