Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

Hideo Shiwa: "En Zaragoza no aumentaremos producción, pero sí ingeniería"

Habla inglés, y en la presentación de cortesía y al hablar de su trayectoria profesional utiliza este idioma. Pero para la realización de la entrevista, en la sede de ACE (a partir de ahora, Fujikura Automotive Europa), en las instalaciones de La Puebla de Alfindén, prefiere hablar en su idioma. Tomoko Ouchi, secretaria-intérprete de quien sustituye a Pilar Budé al frente de esta empresa aragonesa auxiliar del automóvil, hace su papel de modo eficiente.

Fujikura compró el 60% de la empresa aragonesa ACE en octubre de 2006. ¿Por qué ha comprado ahora el 40% restante, estaba previsto así?

La decisión se ha tomado como consecuencia de lo que ha pasado estos años. Tras entrar en ACE decidimos que siguiera al frente Pilar Budé, que conocía bien la empresa, habla español, tenía los contactos con un cliente importante para nosotros aquí, Seat, y Fujikura podía aportar tecnología. Pero la competencia que hay en el sector se ha hecho más dura, ha habido problemas, se ha invertido mucho en México y Rumanía y se han registrado importantes pérdidas. Por eso el grupo Fujikura decidió enviar personas desde Japón y tomar el 100%, para intentar alcanzar los planes que tenía al principio.

¿Y ahora cómo están las cosas, qué planes tiene Fujikura para España?

En Zaragoza ya casi no tenemos producción, que está más centrada en otras fábricas. La sede zaragozana se queda como cuartel central de Fujikura Automotive Europa, nombre que sustituye a ACE. Desde aquí se mantendrán los contactos con el grupo Volkswagen, particularmente con Seat, y se ofrecerá desarrollo técnico. Fujikura Japón tiene más contactos con fabricantes de automóviles nipones, así que también se trabajará por esa vía.

¿Qué harán en concreto en Zaragoza?

El área de producción no aumentará, incluso reduciremos, pero en tecnología y desarrollo creceremos. La Universidad de Zaragoza es muy buena y tiene excelentes estudiantes de ingeniería que nos interesan. Contrataremos más ingenieros e incluso los enviaremos a la sede de Fujikura Japón para que aprendan más.

¿Tiene algún plan concreto de previsiones de empleo en Zaragoza?

No, ese dato no está cuantificado.

Pero aquí no crecerán en la actividad de cableado para el automóvil, que para su negocio europeo estará centrado en Rumamía.

Exactamente.

¿Crecerán más en Rumanía?

No. Tenemos ya cinco fábricas allí y 3.400 trabajadores. No prevemos ampliar, solo mantener lo que ya está, pero sí estamos observando el norte de África para instalarnos ahí.

¿En Marruecos?

Es el primer candidato. Nosotros queremos estar cerca de nuestros clientes, que exigen que no estemos lejos de sus centros de montaje cuando enviamos productos. Varios de nuestros competidores ya están ahí.

¿Y México? Ahí también han crecido mucho. ACE tiene tres fábricas en ese país.

Sí. Trabajan para Volkswagen México, que tiene una fábrica importante en Puebla. Todas las plantas que tenemos ahí están en el centro del país, pero Fujikura ya estaba en Piedras Negras (Coahulia, en el norte, frontera con Estados Unidos), y con la integración de nuestros negocios esperamos ganar en sinergias, clientes, etc. En el futuro dependerá de la situación, pero la idea es que nos coordinemos mejor para repartir cargas de trabajo y, si es posible, obtener más negocio.

El sector del automóvil atraviesa por un momento complicado. Hay sobreproducción y el mercado se ha debilitado mucho. ¿Cómo ve usted la situación?

El futuro se presenta difícil. Mirando los números y analizando cómo va todo yo creo que hasta el primer semestre de 2009 las cosas estarán muy difíciles. Después de ese momento dependerá de muchas cosas. El precio del petróleo, la situación de la economía en general, el mercado inmobiliario, etc. Esperemos que la economía española se recupere, pero hasta entonces habrá que trabajar mucho para que las cosas vayan mejor cuanto antes, tanto en la empresa como en general.

Usted lleva ya meses aquí, y al estar al frente de una empresa de Zaragoza habrá visto cómo ha crecido la economía, con el impulso de la Expo. ¿Qué visión tiene de la economía aragonesa?

Zaragoza ha tenido mucha actividad con las obras de la Expo. Se han hecho en la región muchas carreteras, construcciones de todo tipo, etc. Ha habido mucha actividad económica, y ahora que se acaba la Expo habrá que ver cuál es el siguiente asunto o el próximo motor de la economía en Aragón. Las cosas están difíciles en el sector de la construcción y en la industria también. Se reduce la actividad en la automoción, en el cableado y otras auxiliares, porque también hay más competencia con otros países. Hasta que en Aragón se vea claro otro motor, la situación económica seguirá siendo difícil.

Etiquetas