Economía
Suscríbete

EMPRESAS

GM retrasa hasta la semana próxima su salida a bolsa

La firma incluirá como uno de los factores de riesgo el nuevo liderazgo.

Central de GM en Detroit
GM confirma su recuperación
EFE

General Motors ha retrasado el lanzamiento de su Oferta Pública de Ventas de acciones (OPV) por el 25% de su capital hasta la semana que viene, con el fin de actualizar la situación de la empresa tras el anuncio de que su actual presidente y consejero delegado, Ed Whitacre, abandonará su actual puesto, según informaron ayer fuentes cercanas a la operación.

Dichas fuentes indicaron que la comunicación sobre la OPV estaba preparada para ser enviada ayer al regulador bursátil estadounidense, la Securities and Exchange Commission (SEC), pero el anuncio de la sustitución de Whitacre por Akerson como consejero delegado, el 1 de septiembre, ha retrasado la operación.

El documento que remitirá la empresa a la SEC no informará del número de acciones que saldrán a la venta ni de su precio, sino de la situación de suspensión de pagos superada de la empresa, los pasos dados para su reestructuración, las previsiones financieras, los detalles de propiedad y una lista de factores de riesgo.

De esta forma, la firma ha decidido retrasar la presentación de este documento para la inclusión del cambio de presidente y consejero delegado como uno de los nuevos factores de riesgo de la operación, debido a la incertidumbre por el cambio del máximo responsable de la empresa.

El retraso en su OPV se produce después de que la corporación automovilística cerrara un acuerdo de financiación con diferentes entidades bancarias por 5.000 millones de dólares (3.816 millones de euros al cambio actual).

Trayectorias parecidas

Daniel Akerson se convertirá el 1 de septiembre en el nuevo director de GM con poco más de un año de experiencia directa en compañías automovilísticas. En ese sentido, la trayectoria de Akerson, de 61 años, se parece al del renunciante, Whitacre.

Akerson se unió al directorio de GM en julio de 2009. Ahora tendrá la responsabilidad de manejar una compañía que es optimista sobre su futuro por primera vez en décadas. Akerson trabajó durante 16 años en Carlyle Group y también se encuentra en el directorio de American Express. Antes, lideró grandes firmas de telecomunicaciones incluyendo XO Communications y Nextel.

Whitcare, que fue director ejecutivo de la compañía de telecomunicaciones AT&T antes de unirse a GM, siempre fue considerado un líder temporal de GM. Permanecerá como presidente hasta fin de año, cuando será reemplazado también por Akerson en este cargo. Akerson dijo que "comparte la misma visión" sobre el futuro de GM que Whitacre, quien ayudó al fabricante de autos a volver a tener rentabilidad tras uno de los períodos más tumultosos en sus 100 años de historia.

GM tuvo un brutal proceso de racionalización desde que fue llevado a la quiebra en junio de 2009, despojándose de marcas que daban pérdidas como Pontiac, Saturn, Hummer y Saab. GM recortó concesiones, fábricas y trabajadores y emergió del proceso con una deuda mucho menor. La reestructuración la llevó a registrar dos trimestres consecutivos de beneficios por primera vez desde 2004, generando 2.200 millones de dólares (1.663 millones de euros) en la primera mitad de 2010.

Etiquetas