Despliega el menú
Economía
Suscríbete

GM

GM propone subir los salarios por debajo de la inflación durante los tres próximos años

La empresa hizo ayer una oferta para el convenio en la que plantea incrementos salariales de un punto por debajo del IPC hasta 2010. Los sindicatos consideran "insuficiente" esta primera propuesta

La dirección de General Motors propuso ayer a los sindicatos un convenio laboral con una vigencia de tres años y con incrementos salariales por debajo del IPC. Tal y como se temían los representantes de los trabajadores y como había defendido la propia compañía en la primera ronda negociadora del convenio, la oferta puesta ayer sobre la mesa por GM sigue la filosofía del plan suscrito en su día por la empresa y la mayoría del comité para que la planta de Figueruelas siguiera fabricando el Meriva.

Concretamente, en la reunión de ayer, GM planteó a los representantes sindicales un convenio para tres años (con vigencia para 2008, 2009 y 2010) y un incremento salarial, para cada uno de los años, de un punto por debajo del IPC real. De aprobarse, significaría que este año, de momento, la subida salarial sería de un 1% (el 2% del IPC previsto menos un punto), incremento que sería revisado al finalizar el año para ajustarlo al IPC real: si la inflación acabara el año en el entorno del 4%, tal y como prevé el ministro de Economía, Pedro Solbes, el aumento salarial de los trabajadores de GM en 2008 sería del 3%. Si finalizara en el entorno del 5% (el último dato de inflación referido al mes de agosto fue del 4,9%), el aumento salarial rondaría el 4%.

Asambleas de pausa

En cualquier caso, estos datos no dejan de ser hipótesis de trabajo. Por un lado, la propuesta no gustó nada a los representantes de los trabajadores. Pero además, la propia compañía adelantó que se trataba de una oferta condicionada y sujeta a los acuerdos que puedan llegar de Europa. Como punto de partida, la dirección europea transmitió recientemente a los representantes de los trabajadores el mensaje de que para garantizar las inversiones previstas hasta 2012, las plantas del grupo deben ahorrar costes en 2008 y 2009. Cómo y de dónde salga ese ahorro es lo que deben negociar en fechas próximas.

En la reunión de ayer, los sindicatos adelantaron una opinión de urgencia mostrando su desacuerdo con la oferta, pero darán a la compañía argumentos más fundados en los próximos días, después de pulsar la opinión de los trabajadores (los sindicatos hicieron ayer dos asambleas de pausa informativas para dar a conocer los últimos datos de la negociación del convenio y hoy harán otras dos) y de celebrar una reunión del comité de empresa.

Juan Arcéiz, presidente del comité de empresa de GM, recordó que la oferta de ayer fue valorada como lo que es: un punto de partida y dijo que consideran la propuesta como una primera oferta. "En la reunión ya manifestamos a la compañía que la propuesta era insuficiente", dijo Arcéiz. "Es una oferta de convenio que está muy alejada de las pretensiones del comité. Si la compañía quiere que haya acuerdo tendrá que poner algo más sobre la mesa", apuntó el presidente del comité.

Reconvertir las pagas

Además de la vigencia temporal y de la propuesta salarial, la dirección de GM volvió a defender la reconversión de las tres pagas que ahora tiene la plantilla de Figueruelas (calidad, participación y firma de convenio) en una única paga vinculada al desempeño individual que cada operario haga de su trabajo. Esta propuesta ya fue presentada por la compañía en una de las reuniones negociadoras del mes de julio.

Por otra parte, la dirección de GM comunicó a los sindicatos que no se plantea mantener el contrato de relevo en 2010. Esta medida -que permite jubilar a los trabajadores de la planta con 60 años sin pérdida salarial, a cambio de contratar a otra persona para cubrir su puesto de trabajo- sí está firmada y se aplicará en 2008 y 2009.

Etiquetas