Despliega el menú
Economía
Suscríbete

OPEL

GM Europa eleva la previsión de producción de la planta de Figueruelas en 47.617 vehículos

La buena acogida del Meriva incrementa las estimaciones anuales de las 380.913 de hoy a las 428.530 hasta septiembre de 2011.

Imagen de archivo de la cadena de montaje del nuevo Meriva.
GM pide que se trabajen tres sábados de julio en la línea del Meriva y el Combo
OLIVER DUCH

General Motors Europa estima que Figueruelas no solo tiene afianzado para este año un volumen de producción de 380.913 coches, sino que podría alcanzar una producción de 428.530 hasta septiembre de 2011, es decir, 47.617 vehículos más. Según información interna de GM a la que ha tenido acceso este diario, la buena acogida que está teniendo el Meriva, que fabrica en exclusiva la planta zaragozana, hace esperar que las 90.720 unidades anuales de este modelo previstas ahora puedan doblarse en los meses que quedan y hasta septiembre del año que viene. Un volumen suficiente que compensaría dejar de producir el Combo, algo previsto en principio para mitad de 2011 aunque ahora barajan mantenerlo hasta agosto, así como la caída prevista de producción del Corsa.

Aunque estas cifras son solo previsiones que maneja internamente la compañía y, por tanto, hay que tomarlas con todas las reservas, ya que pueden variar de mes a mes o incluso semanalmente por las fluctuaciones imprevisibles del mercado, evidencian una tendencia clara y es una producción al alza para Figueruelas. Si el año empezó con una previsión de fabricar 330.000 coches, lo va a cerrar en algo más de 380.000. Unas "buenas" perspectivas para la factoría zaragozana a las que se ha referido en varias ocasiones el director general de GM España, Antonio Cobo, quien el pasado 30 de septiembre dijo en la sede del Gobierno de Aragón: "Estamos en una situación privilegiada y especialmente Zaragoza, con el Corsa que se va a rejuvenecer a primeros de año, y el nuevo Meriva, dos modelos prácticamente nuevos en el mercado con lo que vamos a estar en una situación realmente buena". Algo que, en su opinión, permitirá que en 2011 aunque no haya beneficios, al menos "no registrar pérdidas y al año siguiente obtener beneficios". Eso sí, manteniendo a rajatabla el plan de reestructuración, ya que en él se basa el plan de viabilidad de General Motors.

Asimismo, el pasado 11 de septiembre, en la jornada de puertas abiertas que celebró la planta zaragozana, Cobo ya anunció para 2011 que la producción sería de 400.000 coches, un número "realista" que, a su juicio, constituye una garantía de futuro para Figueruelas.

A estas previsiones hay que sumar que ya en agosto la dirección europea de GM elevó la capacidad de producción de la fábrica zaragozana en 5.000 unidades, de los 478.000 vehículos del año récord (2007) a los 483.000. Sin embargo, Antonio Cobo también quiso dejar claro que la cifra de 450.000 unidades o incluso más se dieron "en años muy especiales" y que "ahora mismo no son realistas". Pero quizá sí las 428.530 que la compañía estima alcanzar hasta septiembre de 2011, aunque eso lo tendrá que decir el mercado. No obstante, la reactivación de otras economías europeas, como Alemania, es una buena baza para Opel y la fábrica de Zaragoza. La gran aceptación de la gama de modelos que fabrica - Meriva, Corsa y Combo- sitúan también a la planta zaragozana en una posición aventajada, según reconoció Cobo.

De hecho, en las previsiones que aparecen en el gráfico adjunto, Figueruelas es la que más incrementaría su producción hasta septiembre de 2011, con 47.617 unidades; seguida de la planta inglesa de Ellesmere Port, con 35.491 unidades más; de la alemana de Rüsselsheim, con 12.053 más; de la polaca de Gliwice, con un aumento de 11.798; y Eisenach, que produciría 1.325 más. Perderían producción Bochum (Alemania), IBC (Luton, Inglaterra) y Amberes (Bélgica).

Etiquetas